El president de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha asegurado hoy que el cierre de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) es "innegociable" y que se va a seguir un proceso "rápido" para proceder "cuanto antes" al cese de las emisiones de la cadena pública. Ha apelado a la necesidad de mantener los servicios básicos a los ciudadanos para justificar tan drástica solución. "Si hay una verdadera línea roja es que vamos a mantener los servicios básicos a los ciudadanos. No se va a cerrar ningún colegio ni hospital. El dinero que tenemos es para estos servicios básicos", se ha excusado el jefe del Ejecutivo valenciano, quien, en ningún momento ha hecho la más mínima autocrítica a la gestión de la administración valenciana, en manos del PP desde 1995.

Trabajadores de Canal 9 en los alrededores de la sede de la Generalitat, donde Alberto Fabra daba explicaciones del cierre. Foto difundida en su cuenta de Twitter por  @MarinaAlbiol  Diputada d'Esquerra Unida del País Valencià en Les Corts Valencianes Trabajadores de Canal 9 en los alrededores de la sede de la Generalitat, donde Alberto Fabra daba explicaciones del cierre. Foto difundida en su cuenta de Twitter por @MarinaAlbiol Diputada d'Esquerra Unida del País Valencià en Les Corts Valencianes



Salut Alcover: "Los trabajadores no pueden ser los responsables de esta situación"
Mientras tanto, los trabajadores concentrados en el exterior del Palau de la Generalitat, proferían gritos de "ladrones, ladrones", cuyo eco se podía oír en el interior. La presidenta del comité de empresa, Salut Alcover, ha criticado la mala gestión de la empresa. "Alguien debe asumir que se han hecho las cosas mal", criticaba esta mañana en la Cadena SER y lamentaba que se considerase a los trabajadores los "culpables y responsables" de esta situación, resultado de una "gestión corrupta y nefasta".

 

Cinco directivos imputados sin que la Generalitat les pida explicaciones
Asimismo recordó la existencia de cinco directivos de la cadena imputados por delitos gravísimos, sin que a la Generalitat se le haya ocurrido siquiera "pedirles explicaciones de su corrupción económica y moral". Ahora esperan que la Generalitat se muestre dispuesta a sentarse con ellos y abrir vías de diálogo.

Una decisión irrevocable
Sin embargo, a la vista de las palabras de Fabra, la decisión es irrevocable. "No tenemos 40 millones de euros para la readmisión de un millón de trabajadores", ha subrayado. Sobre un posible rescate del Gobierno central ha explicado que pidió financiación para servicios básicos "no para extras".

Trabajadores de Canal 9 en los alrededores de la sede de la Generalitat, donde Alberto Fabra daba explicaciones del cierre. Foto difundida en su cuenta de Twitter por @MarinaAlbiol Diputada d'Esquerra Unida del País Valencià en Les Corts Valencianes Trabajadores de Canal 9 en los alrededores de la sede de la Generalitat, donde Alberto Fabra daba explicaciones del cierre. Foto difundida en su cuenta de Twitter por @MarinaAlbiol Diputada d'Esquerra Unida del País Valencià en Les Corts Valencianes