A principios de este año, la revista satírica francesa Charlie Hebdo fue atacada por terroristas yihadistas que mataron a 12 de sus trabajadores por sus caricaturas sobre el profeta Mahoma. La frase 'Je suis Charlie' llegó a todo el mundo como un lema de apoyo a la publicación y la libertad de expresión.

Ocho meses después de estos ataques a la revista, su último número, titulado "Bienvenidos Inmigrantes", recoge la muerte ahogado del niño de tres años que estaba escapando Siria. La imagen del cuerpo de Aylan al-Kurdi, al igual que el lema de apoyo a la publicación, también llegó a todo el mundo, mostró la gravedad de la crisis de refugiados e hizo 'despertar' a los gobiernos europeos.

Charlie Hebdo ha dibujado al niño de tres años de edad con el subtitulo "Tan cerca de la meta..." y cerca del cuerpo un cartel de McDonalds diciendo: "Dos menús infantiles por el precio de uno".

Portada de Charlie Hebdo postrando el cuerpo de Aylan junto a un cartel publicitario de McDonald - bandt.com



La segunda página de  Charlie Hebdo  también ha sido dedicada a la muerte del pequeño Aylan y en ella se muestra la caricatura de Jesús caminando sobre el agua junto a las piernas de un niño que se ahoga. En este caso el título dice: "Los cristianos caminamos sobre el agua ... los niños musulmanes se hunden".



Ambas caricaturas han sido dibujadas por Laurent "Riss" Sourisseau, uno de los supervivientes del atentado de enero. Aunque él no ha sido el primero en utilizar la imagen de Aylan en dibujos y caricaturas, si que es el que posiblemente más polémica haya levantado por haber sido publicadas en Charlie Hebdo. Las opiniones en las redes sociales han criticando duramente las imágenes de la publicación francesa aunque también las han defendido por su crítica a los valores occidentales y a la pasividad de Europa para afrontar el drama de los refugiados.