Cinco días después de que  la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo obligará a la apertura al público de la polémica piscina que Pedro J. Ramírez tiene en Mallorca, el director del diario El Mundo sigue sin pronunciarse sobre una cuestión que en su día intentó convertir en asunto de Estado.

Sin comentarios sobre la sentencia
Al margen de la ausencia de declaraciones públicas por parte de Pedro J. Ramírez, desde el diario El Mundo no han dedicado ni un artículo (ni siquiera en la edición balear del periódico) para informar sobre la sentencia que obliga a abrir al público una piscina que, pese a estar situada en terrenos de dominio público, Ramírez quería únicamente para su uso y disfrute.

“La unidad de España”
Un silencio que contrasta con sus intentos en el pasado por convertir la piscina en asunto de Estado. Cabe recordar que Pedro J. Ramírez llegó a acusar a los manifestantes que en el verano de 2007 se bañaron en la controvertida pileta de cometer “un acto de coacción y de agresión” en contra de la “independencia de quien defiende la unidad de España”.

Comparándolo con el 11-M
Incluso, el director del diario El Mundo llegó a mezclar su piscina con la masacre del 11-M. Tanto es así que Pedro J. Ramírez acusó a las fuerzas de seguridad de “desampararle como al Rey o las víctimas del 11-M”. En esa misma línea, y ante las protestas de grupos ecologistas indignados ante el asunto de la pileta, el periodista insinúo que su caso era comparable con el del atentado mortal de Atocha debido a que “si las fuerzas de orden público no impiden un delito que se está gestando en sus narices y el delincuente queda amparado y la víctima indefensa, esta doctrina va a causar escándalo”.

“Víctima del felipismo”
Mención aparte merecen las declaraciones que Pedro J. Ramírez efectúo contra Conde Pumpido, fiscal general del Estado, por haberle tratado “como si fuera su enemigo político”. Incluso sentenció que “el Ministerio Público protege a Otegi, no a mí”. En definitiva, el director de El Mundo no perdía oportunidad alguna en presentarse como “víctima de una persecución como las de los años terribles del felipismo”.

Portada de El Mundo en defensa de la piscina de Pedro J. Ramírez. Portada de El Mundo en defensa de la piscina de Pedro J. Ramírez.



La pileta en portada
Paralelamente, El Mundo sacaba a relucir de forma sistemática el asunto de la pileta para apoyar sin matices a su director. Como ejemplo basta con recordar la portada del domingo 20 de agosto de 2006, en la que podía leerse: “Miles de personas se movilizan en Mallorca por la libertad y plantan cara a 300 radicales”. Y agregaban que “3.000 personas se manifiestan en Mallorca en defensa de Ramírez y la libertad de expresión”.

La manifestación que fue portada en El Mundo
Tal y como recordó ELPLURAL.COM, en aquella manifestación en “defensa de Ramírez y la libertad de expresión” hubo muchas banderas españolas, pancartas contra el dominio de internet .cat y gritos de “Mallorca es España”. El Partido Popular apoyó (con la presencia de el expresidente balear Jaume Matas y la ministra Ana Pastor), una marcha a la que la presidenta de Nuevas Generaciones se refirió en los siguientes términos: “Baleares no puede convertirse en el País Vasco o Cataluña, donde los radicales y los independentistas piensan que la calle es suya. A partir de hoy, la calle también será nuestra”. Por su parte, el director de El Mundo sentenció: “No está en juego la piscina de Pedro J., sino valores mucho más importantes”.