Semana Santa se caracteriza por sus procesiones -aunque, lamentablemente, este año también habrá que prescindir de ellas-. Es bien sabido que los lugares con mayor tradición de procesiones pertenecen a Andalucía. En ella tienen lugar, podemos decir, las procesiones más habituales.

Sin embargo, estos encuentros religiosos tienen lugar en a lo largo y ancho de todo el mapa. Si nos detenemos en León nos encontramos con el entierro de Genarín una procesión a la que los más puristas se oponen, pero que cada año reúne a cientos de personas en la capital leonesa.

Lo primero que hay que saber es quién es Genarín. Conocido como el Santo Pellejero, se trata de un santo es un sentido poco estricto si se quiere. Un poco maleante, en otras palabras. 

De nombre completo Genarín Blanco Blanco murió atropellado por el camión de la basura mientras orinaba en un cubo de basura.

Su muerte se remonta a 1929. El año siguiente cuatro hombres de la ciudad le rindieron homenaje recitando poesía y bebiendo vino y orujo. De ahí nace la tradición que llega a nuestros días.

Imagen en blanco y negro de Genarín 800. Facebook

Todos los años la Cofradía de Nuestro Padre Genarín se reúnen a cenar en un bar de la plaza de San Martín, en otras ocasiones abarrotada, y después le sacan en procesión por las calles de León. Oficialmente ésta comienza a la una de la madrugada y se extiende, en ocasiones, hasta el mediodía.

Los cofrades son recibidos por el Abad de la Cofradía con un saludo y un buen vaso de vino.

También el Abad recibe a los neófitos, aspirantes a cofrades que se iniciarán en el apostolado genariniano, una vez bautizados con un buen orujo. Después se repiten las palabras litúrgicas y se hace la promesa de no renunciar nunca a una copa de éste.

Durante la cena se debate sobre la muerte de Genarín, así como su actuación en vida. Para indagar un poco más, muchos defienden que murió temprano -a los 68 años- por culpa del alcohol. Como se puede apreciar, la muerte de Genarín no ha estado exenta de debate.

Después de la cena se rememoran los acontecimientos más llamativos que ha protagonizado la ciudad a lo largo del año: promesas incumplidas de los políticos, competiciones deportivas…

A continuación se procede a la ofrenda final hacia el santo en forma de copa de vino.

Una vez finalizados los rituales, la gente le sigue en procesión por las calles de la capital leonesa.

Celebración a través de un documental

Este año no se podrán repetir las imágenes de plazas abarrotadas. Sin embargo, el coronavirus no va a ser impedimento para honrar al San Genarín. Si el año pasado se hacía un encuentro virtual, en este 2021 los leoneses han optado por la emisión de un documental.

La película se estrena el mismo jueves a las 22:30 horas bajo el nombre Luna de Genarín. Luz de poetas y canallas en el canal oficial de la cofradía de San Genarín. En ella diferentes voces narran y repasan momentos únicos de las procesiones en honor a Genarín, así como su historia. 

Con el locutor de radio José Manuel Mures como narrador, varios cofrades, vecinos y personas conocidas conmemorarán al santo con la esperanza de que sea la última vez que tengan que hacerlo a través de una pantalla.

Julio Llamazares, María Eugenia Navajo y José Ramón Gómez de la Fragua, Luis Algorri o Miguel Yuma, entre otros, serán los encargados de hablar en  nombre del "santo del orujo", que reunirá de nuevo, y a pesar de las circunstancias, a cientos de fieles.