Defensa de la honestidad, lucha contra la corrupción y reivindicación de la decencia del Partido Socialista. Esos han sido los ejes fundamentales de la intervención política de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en un acto multitudinario ante 4.500 simpatizantes y militantes en conmemoración del año de Gobierno.

Baño de masas
Miles de militantes, puestos en pie, han aplaudido a su secretaria general, en especial cuando ha reivindicado la honestidad del PSOE y ha avisado de que la corrupción no aflorará de nuevo porque se está legislando para ello. El acto se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Sevilla con un lleno total, pues no sólo estaban ocupados los 3.200 asientos con los que cuenta, sino que hubo militantes que tuvieron que se quedarse de pié.

“Aquí quien la hace la paga, se llame como se llame”
En esa línea Díaz ha hecho ha hecho un llamamiento a “poner la decencia por bandera” para que nadie “arrebate” la política, y, tras asegurar que lo que se ha “hecho mal” en Andalucía no se va a “volver a repetir”, ha advertido de que “quien la haga, la paga”. “Aquí quien la hace la paga, se llame como se llame”, ha sentenciado Díaz, que tras proclamarse “roja y decente”, ha subrayado va a “poner todos los controles” para que lo sucedido en esta comunidad “no vuelva a repetirse”, unas palabras que han cosechado el más largo y sonoro aplauso de militantes socialistas.

Cataluña y Rajoy: “Convencer y no de vencer al adversario”
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha emplazado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ante el reto soberanista que se vive en Cataluña trate de “convencer y no de vencer al adversario” y no apueste por las “trincheras y los frentes” que sólo han traído “dolor” a España. Díaz ha afirmado que la amenaza del independentismo en Cataluña podría solucionarse convenciendo a los soberanistas de que “juntos” España y Cataluña son más fuertes. “Necesitamos gente que tienda puentes, no que descosan más este país. Este país necesita diálogo y seguir estando juntos”, ha alertado.

Reforma de la Constitución
En este objetivo, la presidenta andaluza ha defendido una reforma de la Constitución, tal y como propone el nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez. “Cada vez hay más ciudadanos que están convencidos de que la reforma de la Constitución es la que nos va permitir seguir estando juntos, en una España atractiva que tenga presente y que tenga futuro”, ha subrayado. Una reforma de la Carta Magna que para Díaz debe garantizar la pluralidad de los diferentes pueblos de España, pero manteniendo siempre la igualdad entre todos los ciudadanos del Estado. “Que sea una España tan atractiva, tan moderna, con derechos, con libertades, que a nadie le apetezca irse, porque cuando uno está a gusto en un sitio no se quiere ir. Esa es la España que nosotros queremos”, ha destacado.

Pánico en los alcaldes del PP
Más allá del reto soberanista, y sin citar a Podemos, Díaz ha alertado de la “pinza” que se cierne sobre el PSOE y que al final “siempre beneficia a la derecha”. También ha criticado duramente la propuesta de reforma electoral planteada por el Gobierno del PP para la elección directa de alcaldes, rompiendo, a su juicio, las reglas del juego democrática. Propuesta que según la presidenta de Andalucía se ha planteado “cuando ya estaban en el tiempo de descuento” y ante el “pánico” que viven los alcaldes del PP, que temen ser desalojados de los ayuntamientos en las elecciones del próximo año.