“Armando Cáceres Expósito, mayor de edad, vecino de Almadén de la Plata, por medio del presente expone…”. El escrito es de 1 de agosto, tiene fecha de entrada en el registro municipal dos días más tarde y está dirigido a al alcaldesa Felicidad Fernández y a los grupos municipales para solicitar la celebración de un pleno extraordinario cuyo único punto del orden del día sería retirar al dictador Francisco Franco el título de Alcalde Honorario, otorgado el 10 de agosto de 1946. De momento, no ha trascendido ninguna respuesta oficial del Ayuntamiento, gobernado el PSOE, que relevó al PP tras las elecciones municipales de mayo pasado. Poco a poco y con cuentagotas, sucesivos ayuntamientos españoles han ido retirando en los últimos años los títulos honoríficos concedidos al dictador durante el franquismo, aunque en instituciones gobernadas con mayoría absoluta por el Partido Popular la resistencia a 'reabrir heridas del pasado' ha impedido llevar a cabo las iniciativas política y ciudadanas en este sentido. El vecino de la localidad sevillana firmante del escrito solicita que el pleno se celebre el próximo 10 de agosto para que “se haga justicia después de 69 años”. Armando Cáceres también propone que la sesión para “darle voz al pueblo” sea “debidamente publicitada” y se celebre “en un horario al que pueda asistir el mayor número de vecinos”. LAS VÍCTIMAS La iniciativa vecinal ha sido difundida por el grupo de memoria histórica de CGT Andalucía que, citando el libro de José María García Márquez ‘Las víctimas de la represión militar en la provincia de Sevilla. 1936-1963’, recuerda la relación de víctimas mortales de la represión en Almadén de la Plata: 17 por bando de guerra, 1 en consejo de guerra, 7 muertos en paradero desconocido y 5 en prisión o al salir de ella. La nota informa de que en las bases de datos de la web www.todoslosnombres.org aparecen hasta “40 nombres de vecinos de Almadén represaliados (perseguidos, expoliados,  exiliados, desaparecidos, deportados en campos nazis, en trabajos forzados…)”. Almadén cuenta hoy con unos 1.500 habitantes. Con la letra de caligrafía picuda de los escribanos de la época, el acta de nombramiento de Franco como alcalde honorario dice textualmente: “Se acuerda por unanimidad y a propuesta de la Alcaldía-Presidencia nombrar Alcalde Honorario de este pueblo a SE el Jefe del Estado y Generalísimo de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire, Francisco Franco, y ofrecerle una vez más la más inquebrantable adhesión por venir conduciendo con inigual acierto a nuestra querida España por el camino…”