La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha dicho hoy que no se pueden "cambiar las reglas de juego a unos meses de las elecciones municipales" así como que "hay alcaldes del PP que están temblando porque saben que los ciudadanos los van a castigar por el daño que han recibido.

Ahora no, ahora no
Durante un acto público celebrado en la caseta del PSOE en la Feria de Almería, con el grito de "ahora no, ahora no", Díaz ha rechazado así la propuesta de reforma electoral realizada por el Gobierno de Mariano Rajoy, y ha instado a los militantes a convertir a su formación en la "alternativa de este país".

Se puede romper la mayoría de los populares
"Esa alternativa sólo podemos ser nosotros" ha asegurado Díaz, quien ha reconocido que tras las próximas elecciones municipales se puede configurar un panorama con nuevos partidos políticos que ayudarán a romper la mayoría de los populares en los ayuntamientos y diputaciones.

Otro camino es posible
"La gente nos mira de otra manera, nos escucha y mira sobre todo a Andalucía con esperanza, diciendo seguid adelante, aguantad, demostrad que otro camino es posible porque miles de personas en toda España están mirando y estoy comprometida con eso", ha añadido.

Minimizará la Ley Wert
La presidenta andaluza ha dicho que "va a ser un año intenso, un otoño fuerte" y ha defendido que sacará adelante un "presupuesto comprometido con la gente". Asimismo, Díaz ha dicho que acatará la sentencia del Tribunal Supremo pero que va a "minimizar la ley Wert que diferencia a niños y niñas en edades tempranas y rompe la igualdad", y que va a "blindar la sanidad pública, que no se compra y no se vende".

"Sacará a pulmón" las ayudas a Dependencia
Ha asegurado que devolverá sus derechos a "los profesionales que han aguantado con sus bolsillos la calidad de los servicios públicos en Andalucía", y mantendrá y sacará a "pulmón y en la medida de nuestras posibilidades" nuevas ayudas para la dependencia.

"No quiero pobres con salario"
Díaz ha dicho que hará todo ello creando "empleo de verdad" porque no quiere "pobres con salario, gente que tiene empleo y no tiene para llegar a final de mes" porque por primera vez en la democracia "hay más trabajo precario que trabajo estable".

Ley de Formación
Por otro lado, se ha referido a la ley de Formación aprobada este martes por el Consejo de Gobierno, afirmando que no quiere "demandantes de empleo sino ofertantes de empleo" formados para atender lo que necesita el mercado. En relación a esto ha dicho que se aplicará con contundencia y transparencia para que "el que lo ha hecho mal, lo pague. Voy a seguir abriendo puertas y ventanas" con "controles y más controles", a la vez que ha mantenido que el resto de partidos tienen que hacer lo mismo con aquellos que quieren aprovecharse de lo público.

Luchar contra la corrupción dentro y fuera del PSOE
"No todos lo hemos hecho bien, pero no sólo nosotros sino todos los partidos de este país" ha señalado la presidenta andaluza, para añadir que "hay que luchar contra la corrupción dentro y fuera de nuestras filas", una tarea para la que no le "temblará el pulso", prometiendo que se sabrá en lo que se gasta "hasta el último euro público para que nadie juegue con las instituciones".

En otro ámbito, ha reivindicado la necesidad de tener dirigentes y partidos políticos "comprometidos con Andalucía que no sean sucursales ni franquicias de nadie defendiendo los intereses de Madrid" .