Granada es música y poesía, puro arte monumental, cultura milenaria. Es provincia que alcanza el cielo desde las escarpadas cumbres de Sierra Nevada; ciudades de impresionante arquitectura que se encalman en el Altiplano; pueblos blancos desparramados por valles y laderas que mueren en los acantilados y playas de la Costa Tropical.

La provincia de Granada, privilegiado destino turístico, permite al viajero practicar esquí en Sierra Nevada, aventurarse por los recónditos pueblos alpujarreños, recorrer la última frontera de Al-Andalus en el Poniente Granadino o alojarse en cuevas que rememoran la vida troglodita.

Una tierra de veranos suaves y cálidos e inviernos propicios para el disfrute de los deportes de nieve.

Localización
A orillas del mar Mediterráneo y en plena cordillera Penibética. Su capital es la ciudad de Granada. Limita, al oeste, con las provincias de Málaga y Córdoba; al norte con Jaén, al este Almería y al sur tiene salida al Mediterráneo.

Historia
Toda la provincia cuenta con alicientes para el turismo monumental y cultural. En el municipio de Santa Fe, se gestó el descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón, y Fuentevaqueros vio el nacimiento de Federico García Lorca, uno de los poetas y dramaturgos más importantes que han alumbrado las letras españolas.

En el altiplano granadino aparecieron los restos de un homínido datado entre uno y dos millones de años. Los bastetanos, pueblo ibérico, legaron a la posteridad una reliquia de gran valor histórico y cultural: la Dama de Baza.

Hacia el siglo V a.c., unas monedas acuñadas por los túrdolos dan cuenta del origen de la capital de esta hermosa provincia. En el siglo VIII, los berberiscos conquistan estas tierras que conocerán su apogeo con los nazaríes que propician un desarrollo económico, social, artístico y cultural, cuya influencia llega hasta nuestros días.

Paisaje
La provincia de Granada, se caracteriza por una escalera de altiplanos que descienden desde las altas cumbres hasta el mar Mediterráneo. Estos altiplanos y la altitud de sus tierras hacen que su clima sea de inviernos muy fríos. Esto influye de forma intensa en la vegetación, la agricultura, la ganadería y la caza.

En la provincia de Granada se pueden distinguir tres zonas bien diferenciadas: la costa, la vega granadina y la zona de las montañas. Cada una de ellas posee unas características climáticas, orográficas, históricas y situacionales particulares que la distinguen de las demás.

Gastronomía
De influencia árabe, basada en excelentes materias primas. Ofrece platos tradicionales como las tiernas habas con jamón, los cardos, el remojón y el gazpacho. Todo ello acompañado del suculento pan de Alfacar.

Siete productos están reconocidos con Denominación de Origen o de Calidad: los aceites de oliva de los Montes y el Poniente, los espárragos verdes de Huétor Tájar, la miel, el jamón de Trévelez y la chirimoya de la Costa Tropical. En Riofrío, se elabora el único caviar de calidad beluga de España y la Costa Tropical garantiza buenos pescados y mariscos.

El Altiplano
Esta comarca granadina está salpicada de pueblos señoriales, llenos de historia, de yacimientos arqueológicos, de cuevas excavadas que, durante siglos, han servido de vivienda tradicional y ahora se convierten en la última moda del turismo rural.

En esta ruta podrás visitar las localidades de Baza y la ciudad ibero-romana de Basti, Benamaurel, donde disfrutarás de sus fiestas de Moros y Cristianos, Caniles, Castilléjar, Castril, Cortes de Baza, Cuevas del Campo, Cúllar, Freila, Galera, con sus alojamientos en casas-cueva, Huéscar, Orce y su Museo de la Prehistoria, Puebla de Don Fadrique y Zújar.

Poniente Granadino Poniente Granadino



Poniente granadino
La comarca del Poniente Granadino, último enclave de la frontera andalusí, es una encrucijada de caminos y culturas que conserva importantes yacimientos arqueológicos de la más remota antigüedad.

Aquí, además, dejaron huella de su presencia fenicios, griegos y romanos, mientras que el legado de la cultura árabe permanece vivo entre los habitantes de sus pueblos y ciudades, como en Alhama de Granada, con sus baños termales árabes.

En el poniente el viajero advierte un cierto equilibrio en la ordenación del territorio, entre lo rural y lo urbano, y puede contemplar un riquísimo patrimonio artístico recorriendo las localidades de Agrón, Algarinejo, Arenas del Rey, Cacín, Escúzar, Huétor-Tájar, Íllora, Jayena, Loja, Moclín, Montefrío, Moraleda de Zafayona, Salar, Santa Cruz del Comercio, Ventas de Huelma, Villanueva Mesía, Zafarraya y Zagra.

Valle de Lecrín Valle de Lecrín



Costa Tropical y el Valle de Lecrín

El Valle de Lecrín invita a recorrer hermosos pueblos blancos, con callejuelas estrechas y empinadas, en medio de un paisaje que, ya en la antigüedad, cautivó a fenicios y romanos.

El litoral granadino, de hermosas playas, recónditas calas y agrestes acantilados, es lugar propicio para la práctica de toda clase de deportes: submarinismo, vela, windsurf, ala delta, parapente.

Y, entre el mar y la sierra, en parajes de exótica vegetación y suave clima, se cultivan los más sabrosos frutos tropicales: mangos, aguacates, chirimoyas...

En esta comarca se pueden visitar las localidades de Albuñol, Almuñecar, Gualchos, Castell de Ferro, Ítrabo, Jete, Lentejí, Molvízar, Motril, Otívar, Polopos, Salobreña y Vélez de Benaudalla.

Granada y Sierra Nevada
Sierra Nevada, declarada Reserva de la Biosfera y Parque Nacional, forma un paisaje de inusitada belleza: naturaleza en estado puro, pequeñas lagunas, bosque mediterráneo, rica fauna y flora.

La estación de esquí ofrece al visitante kilómetros de pistas para practicar el esquí, magníficas instalaciones, todos los placeres de la cocina granadina y vistas panorámicas maravillosas.

A los pies de Sierra Nevada, la ciudad de Granada, capital de la provincia, es el resultado de las civilizaciones occidental y oriental, que tuvieron en ella un punto de encuentro en un lugar privilegiado. Capital del antiguo reino nazarí, la ciudad antigua conserva el ambiente urbano con pintorescos rincones, dominada por la Alhambra, uno de los conjuntos monumentales más fascinantes del mundo.

Hoya de Guadix y Marquesado
Esta comarca ofrece un paisaje lleno de contrastes: el rojo de la Hoya de Guadix con el verde de los valles que forman los ríos que la bañan. En la inmensa llanura se alzan las torres de las iglesias mudéjares, entre pueblos blancos y barrios de cuevas, cuyas chimeneas surgen de la tierra y que se han convertido en un atractivo turístico muy demandado.

Ocupada desde la prehistoria más antigua, conserva un patrimonio cultural muy diverso, repartido entre todos sus municipios.

Jalonan esta ruta pueblos como Gorafe, muy conocido por sus dólmenes; Guadix, ciudad milenaria con un rico patrimonio monumental; La Calahorra, donde se construyó el primer edificio de estilo renacentista de la Península Ibérica y Alquife, famoso por sus minas de hierro.

La Alpujarra granadina La Alpujarra granadina



La Alpujarra
La Alpujarra granadina nos asoma a impresionantes paisajes, entre almendros, viñedos y bancales. Debido a su geografía, especialmente montañosa, los pueblos se han adaptado a los desniveles, motivo por el que sus casas están escalonadas y orientadas al sur, para aprovechar el buen clima mediterráneo. Las calles, empedradas y de trazado sinuoso, invitan al paseo, a respirar sosiego y tranquilidad. Realmente parece que el tiempo se ha detenido en la Alpujarra

Entre los municipios de esta comarca se encuentra Lanjarón, conocida como la Puerta de la Alpujarra, lugar ideal para relajarse en sus aguas mineromedicinales. También Órgiva, de marcado sabor morisco.

El Balcón de la Alpujarra, formado por los pueblos blancos de Cañar, Soportújar y Carataunas, así como el Barranco de Poqueira, con las localidades de Pampaneira, Bubión y Capileira son visita obligada en esta comarca.

La gastronomía en la Alpujarra destaca por sus carnes y embutidos, especialmente el jamón de Trévelez, municipio más alto de España, pero tambien por su repostería de tradición morisca.

Comarca de la Vega granadina Comarca de la Vega granadina



La Vega y la Campana
Esta comarca, que recorre los alrededores de Granada, tiene personalidad propia. El verdor de la fértil vega densamente poblada, las choperas, los campos de cultivo, que tienen como eje al río Genil en su apacible discurrir y los pueblos con historia, le confieren un encanto especial.

Son visita obligada las localidades de Santa Fe, donde se gestó la rendición de la Granada nazarí; Fuente Vaqueros, cuna de Federico García Lorca, cuya casa natal se ha convertido en museo. Montaña arriba se encuentran Víznar y Alfacar, dentro de la ruta de los lugares lorquianos, donde al parecer reposan sus restos.