El portavoz socialista en la Diputación de Málaga, Francisco Conejo, registrará mañana un escrito dirigido al presidente Elías Bendodo exigiendo la dimisión de Francisco Oblaré, vicepresidente cuarto, y Francisca Caracuel, vicepresidenta primera, y el diputado y alcalde de Nerja, José Alberto Armijo, por instigar y participar en el acoso sufrido por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. De esta forma se concreta formalmente el anuncio realizado ayer por el vicesecretario general del PSOE de Andalucia, Mario Jiménez.

Acudieron al hotel para informare de las habitaciones ocupadas por la presidenta
Conejo ha denunciado que el plan ideado por los cargos del PP comenzó cuando Caracuel y Armijo acudieron a la recepción del hotel y exigieron a su personal que les informara de las habitaciones ocupadas por la presidenta, lo que ha descrito el portavoz como "un acoso en toda regla y fuera de sus funciones públicas".

El presidente de la Diputación y del PP estaba al tanto

El secretario de Política Municipal del PSOE de Andalucía ha explicado que el presidente de la Diputación y del PP estaba al tanto de "lo que sus subordinados iban a hacer para acosar a la presidenta y boicotear el acto de celebración del Museo Picasso. Bendodo no acude a un acto tan significativo e importante para la provincia como es el aniversario de la pinacoteca, sencillamente, porque sabe lo que va a pasar". Sobre el escrache a la salida del parking, Conejo ha dicho que los cargos de la Diputación sobrepasaron los limites de la crítica política y de sus responsabilidades públicas.

Demuestra que el escrache estaba bien orquestado
Los socialistas pedirán al presidente que dé explicaciones en el próximo pleno de este acoso premeditado e ideado desde la Diputación, que ha sido una falta de respeto y un daño para la ciudad de Málaga porque "se celebraba el décimo aniversario de la institución cultural más importante de la provincia y locomotora turística de la capital". En ese sentido, el portavoz preguntará por la presencia de cargos de confianza y personal de la institución provincial en el escrache, "algo que demuestra que estaba bien orquestado".

"El PP ha quebrantado el concenso político"
El portavoz ha afirmado que "el objetivo último era boicotear el acto del museo y usarlo como caja de resonancia". "El PP ha quebrado el consenso político en torno a la pinacoteca en presencia de la propia familia Picasso", ha resumido. La ausencia del presidente de la Diputación en el acto del museo además ha sido una falta de respeto por parte de quien preside el Patronato de Turismo. "Desde el punto de vista institucional es una deslealtad", ha manifestado, "pero desde el político es un síntoma de deriva".

"Ha sido un uso torticero y partidista de su cargo y de la Diputación"

Conejo ha insistido que Oblaré asistía al acto como vicepresidente de la Diputación en su representación y no como portavoz de los cargos encerrados en la Delegación de Gobierno, "ha sido un uso torticero y partidista de su cargo y de la Diputación".

Oblaré incluye un máster pagado con dinero público
"El curriculum de Oblaré, que incluye su máster pagado con dinero público, suma un nuevo episodio lamentable, tan grave como cuando fue a jalear al condenado por corrupción Juan Martín Serón en nombre del PP", ha explicado. "Si grave es lo ocurrido con Oblaré, no menos grave es que la vicepresidenta primera de la Diputación esté presente en el escrache. Tiene que explicar cómo conocía el sitio donde pernoctó la presidenta, cómo obtuvo esa información", ha planteado. "Es evidente el manejo de datos confidenciales".

Para Conejo, si Bendodo no aparta de sus funciones a los vicepresidentes Oblaré y Caracuel, y al alcalde de Nerja queda claro ademas de amparar la corrupción de Martín Serón en Alhaurín el Grande, se sitúa en la frontera democrática respaldando respalda el radicalismo y el uso de métodos al margen de la institución.

Estos cargos intitucionales mancillan la imagen de la Diputación
Conejo ha expresado que hechos tan irresponsables como los de ayer, protagonizados por estos cargos institucionales, mancillan la imagen de la Diputación , al tiempo que son una utilización partidista y radical de ésta. "Es difícil caer más bajo, ha sido bochornoso", ha declarado el portavoz. "Bendodo ha girado su estrategia desde hacia semanas hacia la radicalidad apoyando a un condenado por corrupción que cargó públicamente contra jueces y fiscales y ahora respaldando un acoso a la presidenta de la Junta. La deriva radical del PP de Málaga es un punto negro para el PP nacional. Su ausencia en el debate andaluz por falta de liderazgo y conexión social quieren suplirla con el radicalismo, la bajeza política y pocas ideas. El PP de Málaga es el bochorno de su militancia. No se merecen un PP así sus votantes", ha sentenciado.