El concejal Juan Antonio Fuentes (PP), de quien dependía la televisión pública de Granada (TG7), ha dimitido este viernes como responsable del canal municipal, forzado por los escándalos que han rodeado su gestión y que ha desvelado en exclusiva andalucesdiario.es. Fuentes no ha renunciado a su acta de concejal, sino a las responsabilidades que tenía como gestor de la televisión municipal. Su marcha se produce sin que él o cualquier otro miembro del gobierno local dé explicaciones de las múltiples irregularidades que se han detectado en el canal público, de los que ha estado informando este diario. “Le he pedido al alcalde que me releve en mis funciones de la televisión municipal por varias razones, sobre todo, por una… Creo que he hecho un buen servicio para ganar en calidad en la televisión municipal...", ha dicho el edil al anunciar su renuncia. ¿El motivo aparente? “Las cosas han cambiado. Nos debemos al mensaje que nos dieron los granadinos hace escasos meses, en las últimas elecciones municipales, para que las cosas se hicieran con el máximo consenso posible”, ha dicho para precisar después que ahora no existe ese consenso en torno a su persona. “No quiero ser un obstáculo para nada, por eso le pedí al alcalde que me relevara del cargo”. Pese a los escándalos que han salpicado su gestión, el edil abandona sus responsabilidades al frente de la televisión pública municipal sin dar la más mínima explicación de lo que ha pasado en la TG7. Ni una sola referencia a los ‘intrusos’ que los propios trabajadores de la cadena local detectaron en la plantilla. Ninguna alusión a la contratación de empresas externas para encargos de retransmisiones o vídeos. Ninguna referencia a las formas de la directora, que fue destituida esta semana, para adoctrinar a los trabajadores, a los que en víspera electoral pedía que hicieran campaña a favor del PP. El concejal se va sin explicar por qué la ya exdirectora estuvo en la nómina de la empresa municipal de cementerios (Emucesa) cuando trabajaba para el PP. Tampoco ha aclarado por qué las jefas de campaña del PP, de las que él era coordinador, terminaban en la plantilla de la empresa concesionaria de la TG7 aunque nunca aparecieron por allí. “Será el alcalde el que designe al nuevo responsable del canal municipal”, ha dicho, para destacar que el Ayuntamiento tiene ahora “un evento grande, que es la ofrenda floral a la Virgen de las Angustias”. El concejal no ha admitido errores en su gestión al frente de la TG7. “Si me dieran ahora la responsabilidad habría hecho exactamente lo mismo”, ha dicho en tono chulesco. SATISFACCIÓN DE LOS TRABAJADORES La plataforma de afectados de la TG7 ha mostrado su satisfacción por la marcha de Juan Antonio Fuentes y Cristina García al frente de la cadena municipal. “Creemos que no es suficiente”, ha dicho un portavoz, para quien la gravedad de los escándalos que han rodeado al canal local requería “una acción más contundente”. Para los profesionales despedidos de la TG7, aún faltan las explicaciones de la ya exdirectora, que debe responder a “todas las irregularidades que se le atribuyen” y del concejal Juan Antonio Fuentes, de quien consideran que “ha quedado moralmente inhabilitado para ejercer cualquier responsabilidad política”. “Confiamos en que la nueva dirección de TG7 concite el consenso necesario para llevar adelante los cambios necesarios e inaplazables”, han afirmado los afectados, que piden que se atiendan sus demandas y que el edil responsable de la desastrosa gestión de la TG7 renuncie a su acta de concejal. A ello se ha referido este viernes el portavoz del grupo municipal socialista, Francisco Cuenca, que ha acusado al PP de escurrir el bulto cambiando al responsable de la televisión. “Es inadmisible porque lo que ha pasado es una vergüenza”, ha añadido. “Se ha estado persiguiendo a trabajadores en una autentica cacería de brujas, se ha estado pagado a gente que ni siquiera pisaba la televisión y, por tanto, y porque es dinero público, no vamos a permitir que esto se solvente cambiando al directo”. Cuenca ha exigido al alcalde, José Torres Hurtado (PP), que comparezca y que aclare cómo se ha estado gastando el dinero público en la televisión municipal y ha pedido que se readmita de forma inmediata a los trabajadores represaliados.