El actor Will Shephard, de la serie Mar de Plástico, ha denunciado que los porteros de una caseta de la feria de Málaga no le dejaron pasar a él y a varios allegados por ser latinos, y ha confiado en que la denuncia de esta discriminación racial sirva para concienciar a la sociedad. En su perfil de Twitter ha insertado una foto mostrando la denuncia presentada junto a su hermana en una Comisaría de Málaga.

Amigos asiáticos y latinos
El actor gallego de origen dominicano ha relatado que el incidente ocurrió el pasado sábado en la caseta Maná, en la que estaba haciendo cola para entrar junto con su hermana y una amiga asiática y otros dos allegados de origen latino. Se dio cuenta de que a un grupo de personas con rasgos latinoamericanos no les dejaban entrar, cuando el resto si lo hacía, y cuando les tocó a ellos un portero les dijo que no podían pasar porque no tenían sello, lo que según el actor "era una extraña excusa porque los demás entraban sin problema".

Hoja de reclamaciones

Will y sus acompañantes pidieron explicaciones y entonces el otro portero, que conocía a su hermana, se dio cuenta de que era el actor de la serie Mar de Plástico y le dejó pasar, a lo que accedió para avisar a un amigo que estaba dentro de que se marchaban por el trato recibido. A pesar de que el encargado les pidió disculpas, Will y sus amigos solicitaron la hoja de reclamaciones y avisaron a una patrulla de la Policía Nacional que había por la zona, lo que motivó que también cumplimentasen la reclamación unas quince personas que tampoco habían podido entrar al local, "casualmente todas negras o con rasgos latinoamericanos", según el actor.

Denuncia en la Policía
Will Shephard denunció los hechos poco después en una comisaría de Policía, publicó lo ocurrido en Twitter y lo comunicó a la coordinadora federal afrosocialista del PSOE, Consuelo Cruz, quien le brindó su apoyo y le puso en contacto con la Fundación Internacional de Derechos Humanos.

Desde ayer ha recibido numerosas muestras de apoyo de partidos de Málaga, como el PSOE, IU y Podemos, y de colectivos que, como él, confían en que su denuncia sirva para que hechos así no vuelvan a ocurrir. El actor aclara que lo que ocurrió en la caseta de Málaga le pudo ocurrir en cualquier local de cualquier lugar, y de hecho él dejó de salir por las noches porque "por la noche se discrimina muchísimo, tanto por racismo como por machismo".

"Apenado, impotente y rabioso"
"Estoy cansado de tolerar la intolerancia", asegura el actor, que relata que ese trato discriminatorio le hizo sentir "profundamente apenado, impotente y rabioso" y espera que su caso tenga difusión no porque él sea actor, sino "para que no se vuelva a repetir" o al menos "la gente se lo piense dos veces antes de hacer algo así". "Son pocos los que lo hacen pero hacen mucho daño", concluye el actor. 

Los responsables de la caseta "Maná" han negado los hechos y han respondido que el incidente se debió a que el aforo estaba lleno. "Tenemos trabajando a marroquíes, dominicanos e incluso uno de los porteros es un cubano de color, así que ¿cómo les vamos a discriminar?”, han afirmado. Sin embargo el propio alcalde de Málaga, tras reunirse con el actor, ha condenado lo sucedido a través de las redes sociales y estudia sancionar a la caseta Maná.