El Sindicato Independiente de Cajas y Afines (CSICA) ha reclamado a Unicaja el plan estratégico para su fusión con Caja España-Duero y ha expresado su preocupación por "el desasosiego de la plantilla ante la reestructuración que se avecina". La sección sindical de CSICA en Unicaja se ha mostrado en contra de la integración ante la "ausencia de información" que la entidad andaluza le ha trasladado para estudiar las consecuencias del proceso, ha informado hoy el sindicato en un comunicado.

Esperan cumplimiento de compromiso de Braulio Medel
Según CSICA, el presidente de Unicaja, Braulio Medel, se comprometió en la asamblea de la entidad celebrada ayer en Málaga a ofrecer este documento y a "trabajar para dotar de transparencia al proceso". El secretario general de CSICA en Unicaja, Emilio Menéndez, admitió en la asamblea ser conocedor de la "delicada situación por la que atraviesa el sistema financiero", aunque advirtió de que el sindicato no sería "consecuente con sus representados si no expusiera su preocupación".

Esfuerzo colectivo
En este sentido, reconoció que es necesario un esfuerzo "para asegurar la competitividad y mejorar las ratios de eficiencia, con una disminución de los gastos de explotación, dentro de un contexto de estrechamiento de márgenes".

Destrucción de empleo
Sin embargo, subrayó que, para poder alcanzar un consenso es necesaria "una equidad analítica para aportar soluciones que no sean únicamente la destrucción de empleo". Por último, Menéndez aseguró que CSICA "ofrecerá todo su trabajo y colaboración con las entidades para la consecución de un acuerdo equilibrado", en el que piden "la máxima entrega tanto a los órganos de gobierno como a la alta dirección y a los trabajadores".