Política

Bofetón de IU-Cuenca a Cayo Lara, que le hace un “extremeño” y entrega la alcaldía al PP

La coalición de izquierda hace un enorme favor a Ciudadanos, que ahora se abstendrá, cuando estaban dispuestos a favorecer la candidatura socialista

0
Vie, 12 Jun 2015

Imagen de la Asamblea de Izquierda Unida en Cuenca, para decidir qué votarán en la investidura del alcalde.



Izquierda Unida de Cuenca ha convertido en papel mojado la firma de  su coordinador general, Cayo Lara, que hace unos días acordaba con su homólogo socialista, Pedro Sánchez,
facilitar que los ayuntamientos sean gobernados por candidaturas de progreso “siguiendo la cultura de diálogo que PSOE e IU han mantenido a lo largo de los años en el ámbito municipal”, concretaron. Sin embargo, la líder de la coalición de izquierdas en la provincia conquense y concejala electa en la capital de las Casas Colgadas, Ana Sánchez, ha desautorizado a Lara, propiciándole, tal vez, el mayor “bofetón” que un político puede recibir en su propia tierra, ya que el máximo responsable nacional de IU no solo es de Castilla-La Mancha y alcalde de Argamasilla de Alba (Ciudad Real) durante una década, también llevó las riendas del partido durante ocho años en tierras castellano-manchegas, lo que sobredimensiona la incomprensible negativa de IU a apoyar al actual regidor capitalino del PSOE y entregar en bandeja de plata, por lo tanto, la alcaldía conquense al PP.

Un voto vale más que 3.511
El caso es que Ana Sánchez y los dos concejales que la acompañarán en el Ayuntamiento estuvieron durante cuatro horas “machacando constantemente” en la asamblea que IU celebró en la tarde/noche del jueves, reconocen a ELPLURAL.COM una persona participante de “esa pantomima, ya que éramos 29 personas las presentes”, para que el aforo se decantara a favor de romper puentes con el PSOE y votarse asimismos este sábado. Fueron necesarias dos votaciones, pero al final Sánchez consiguió su propósito, aunque fuera por un solo voto de diferencia: el PP gobernará la ciudad de Cuenca, el partido más votado y con más concejales (uno más que el PSOE), emulando así lo que sucedió en Extremadura (de ahí “hacer un extremeño”) donde Izquierda Unida propició que Monago gobernara la comunidad durante cuatro años, a pesar de la oposición de ciudadanos y órganos federales de IU. En Cuenca ha pasado algo parecido, un voto, mejor dicho, 15, están por encima de los 3.511 recibidos por IU en las pasada elecciones municipales “y que buscaban un gobierno progresista, nunca conservador”, añaden las fuentes izquierdistas consultadas por este periódico.

IU se “alía” con el PP y con Ciudadanos
Pero la decisión de Ana Sánchez, “más próxima al PP que al PSOE”, añaden las fuentes, no solo hace un gran favor al potente conservadurismo conquense, también alivia, “y de qué forma”, al partido de Albert Rivera, dispuestos como estaban en apoyar al candidato del PSOE, Juan Ávila. Ahora, Ciudadanos tiene la disculpa perfecta para abstenerse y dejar que gobierne la lista más votada. Posición que iba a mantener para que PSOE-IU (9+3) se hicieran con la alcaldía, ya que los tres concejales de C’s no confesaban, “precisamente, con el candidato popular, Ángel Mariscal, máxime si puede acabar siendo imputado”, reconocen a ELPLURAL.COM fuentes del partido naranja.

Una reunión sin luz ni taquígrafos…
A todo esto, llama la atención la extraña reunión (“clandestina”, como la cataloga elporvenir.com) mantenida entre Ángel Mariscal y Ana Sánchez  justo el día anterior (miércoles, 10) a la celebración de la cainita asamblea. Y es que el encuentro no se hizo con luz y taquígrafos, como sí se llevó a cabo la reunión mantenida con el PSOE y a petición de la propia Ana Sánchez, sino a escondidas, con nocturnidad (hace falta saber si también con alevosía), si bien cuando fueron cogidos con el “carrito de los helados” se apresuraron a colgar en facebook el encuentro, eso sí, matizado, como así denunciaron medios de comunicación locales, que destacaban el ímpetu mostrado por Sánchez para defender la postura adoptada por el PP, dispuesto a asumir los postulados defendidos por  la coalición de izquierdas, siempre según los asistentes a la asamblea.

…Que le puede costar a IU su futuro…
Este “extremeño” (“tamayazo” para otros), le puede costar muy caro a IU, ya que los 3.511 votos conseguidos en las elecciones del 24-M “no le pertenecen en exclusividad; no, por lo menos 2.000 votaron la sombra de Podemos, como lo prueba que nunca en la historia la izquierda plural (PCE, IU) haya conseguido en la capital unos resultados tan positivos”, concretan otras voces. El caso es que el derrape de Ana Sánchez ha tenido debida contestación en las redes sociales, donde acusan a Izquierda Unidad de defender posiciones lejos de lo que buscaba el electorado, por no mencionar otros calificativos que se pueden hallar en twitter y facebook.

…Y a Cuenca otros cuatro años de ostracismo
Y es que nadie puede entender a estas alturas que IU cierre la puerta a un gobierno progresista y, sin embargo, vea con “buenos” ojos a un alcalde del PP, cuando ha sido este partido, su candidato y exsubdelegado del Gobierno, Ángel Mariscal, y su presidenta, María Dolores Cospedal, el azote in misericorde durante los últimos cuatro años, cerrando un centenar de colegios rurales, desmantelando la educación y el hospital “Virgen de la Luz” y convirtiendo la capital en chivo expiatorio de su desmesurada hostilidad con todo lo que oliera a socialismo. De ahí que fuentes capitalinas progresistas se pregunten si “¿ese odio visceral de Cospedal con el PSOE no es compartido por Ana Sánchez?”. Sea como sea, gracias a IU, Cuenca se convertirá sin querer en el bastión espiritual y neconservador de Castilla-La Mancha, al gobernar el PP en la capital y en la diputación, en este último organismo por los puntos, ya que el PSOE, con el 42% de los votos, es el partido más votado en todas las provincias españolas, sólo superado en Badajoz y Jaén; “y aún así, con estos porcentajes, hemos perdido la diputación”, nos recuerda un dirigente socialista.