Rafael Segura empezó en Sevilla con su taxi solidario hace ya cinco años. (FOTO: libreexpresion.net)



Su taxi no era distinto al de otros compañeros. Un Skoda Octavia blanco rotulado con el escudo del ayuntamiento de Sevilla y la tradicional franja amarilla que idenfitica los vehículos de la capital hispalense. Sin embargo, en poco tiempo cientos de peluches, pegatinas, muñecos y dibujos hicieron del coche algo único. Esto no pasaría de anécdota sino fuera porque el taxi de Rafael Segura es mucho más. Traslada desde o hasta el hospital a niños enfermos de cáncer o con otras patologías y lo hace de manera gratuita.

Taxímetro solidario
Rafael no cobra nada por este tipo de carreras pero le pagan con la mejor de las monedas. “Para mí una sonrisa de esos niños me produce una satisfacción grande. Esos pequeños lo están pasando muy mal” de ahí que hacerles sonreír, aunque sea unos minutos, se convierta en el mejor de los pagos.

El taxi solidario de Rafael colabora con ANDEX.



Y es que ya antes de abrir la puerta los pequeños se encuentran con todo un parque de atracciones en miniatura. Probablemente, cualquiera de los actuales gurús del diseño o la moda se echarían las manos a la cabeza al ver el interior (y el exterior) del vehículo. Sin embargo, enseguida cambiarían de gesto y las llevarían al corazón al comprobar que los Bob Esponja, Kitty, Mickey, Donald, algunas de las princesas Disney y compañía, en realidad, sumergen a los más pequeños en un mundo de fantasía que mece la melodía de los Cantajuegos.

Con el apoyo de ANDEX
Rafael colabora mano a mano con la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Andalucía (ANDEX), agrupación que pone en contacto a las familias con él, para puedan beneficiarse de su generosidad porque, como él mismo ha dicho en más de una ocasión “todos tenemos que ayudar aunque sea con poco a las personas más necesitadas”.

Por cierto, por si hay algún desconfiado, las propinas o donativos que consigue los destina integramente a los tratamientos de los niños.

Gracias a su hija
Como siempre, detrás de una idea se encuentra la sugerencia de alguien. En este caso, el taxi solidario de Rafael Segura nació de su hija de seis años, quien le animó a hacer algo distinto en su coche e, incluso, se ofreció a ayudar en la decoración. Como reconoce, “ahí también empecé yo a pensar en dar forma a esto de ayudar”.

Su máxima para poner en marcha una iniciativa de este tipo es que, en relación con el cáncer, “todo el mundo pasa por este trago, bien con amigos o familiares”. Él mismo confesaba en una entrevista hace tiempo que un ser muy querido para él falleció como consecuencia de un cáncer de mama.


Piedras en el camino
Pero lo que son las cosas. Este profesional del taxi desde hace justo ahora 30 años, no ha podido desarrollar esta altruista y noble actividad de forma tranquila. Desde hace tiempo, no es raro que la policía local de Sevilla le pare porque su vehículo 'no cumple los criterios que marca la normativa' en lo que a aspecto/decoración externa se refiere.

Las quejas no proceden de usuarios, sino de otros colegas de profesión que, según dice Rafael “no comparten que no cobre por los viajes”. Sin ganas de polémica reconoce que les entiende pero pide también comprensión para lo que él hace.

Su historia es de esas que merecen la pena ser contadas -y repetidas- una y otra vez. Y no solo la de Rafael. Con motivo del 10º aniversario de ELPLURAL.COM queremos ser el altavoz de tu barrio, de la asociación que trabaja por los más desfavorecidos, de aquella empresa que, desde la humildad, permite a muchas personas vivir dignamente, en definitiva, el altavoz de historias cercanas. Si conoces alguna, sea de ciudad grande, barrio o pequeño pueblo, háznoslo saber a través del correo electrónico cuentanostuhistoria@elplural.com para que nosotros por nuestro cumpleaños, seamos el altavoz de un merecido homenaje. #MiHistoria10años.