El Telescopio
Vista desde el Monumento de Colón de Las Ramblas de Barcelona. EFE/Archivo
Vista desde el Monumento de Colón de Las Ramblas de Barcelona.
|
Fuente
:
EFE/Archivo

Opciones para esquivar el aumento del alquiler en Barcelona

Se balancea entre el primer y el segundo puesto en la lista de las ciudades más caras para vivir en España

1
Lun, 30 Oct 2017

Desde hace años Barcelona se balancea entre el primer y el segundo puesto en la lista de las ciudades más caras para vivir en España. El metro cuadrado subió a 32,3 euros este año en comparación con los 29 euros en promedio que registró en el 2015, según el informe anual que publica TecniTasa. 

Lo cierto es que este aumento, junto a la gentrificación acelerada que vive la ciudad desde hace un par de años, han hecho que cada vez más locales se replieguen en barrios lejanos y que barrios tradicionales vean como sus vecinos se marchan al no poder afrontar aumentos en el alquiler. Ante esta situación se puede coger dos caminos: o buscar un piso en una zona más lejos del centro, donde quizá puedas conseguir más espacio por menos precio, o buscar pisos compartidos donde la renta sea dividida y mucho más asumible. 

Hay varias herramientas para mirar opciones. Por ejemplo, encuentra habitaciones de alquiler en Barcelona con Trovit, o súmate a los grupos de Facebook donde se ofertan habitaciones que van quedando libres a tiempo real y que te pueden facilitar un poco el proceso de encontrar un lugar más barato donde vivir. El costo de una habitación en un piso compartido en Barcelona va de los 250 a los 500 euros, dependiendo igualmente de la zona, el tamaño y el número de compañeros con quienes se comparta.  Esta opción también es mucho más sencilla a nivel de trámites, ya que alquilar un piso exige una documentación extra y una fianza mucho más cara que la que pueden pedir por una habitación. También te permite relacionarte con gente nueva e incluso aprender algún idioma si te toca compartir con extranjeros.

Si mudarte no es una opción o no te convence vivir con personas que no conoces, puedes contemplar recortes de otros servicios. El transporte público en Barcelona funciona muy bien, y contempla las bicicletas públicas a las que puedes acceder haciéndote usuario del Bicing. Por 40 euros al año puedes transporte ilimitadamente usándolas en una ciudad que está perfectamente adaptada par convivir con este tipo de transporte eco sostenible. 

Según TecniTasa estos precios no parecen descender el próximo año, aunque tampoco se espera un aumento significativo. Ciudades como Madrid y Pamplona también sufren de estas alzas y junto a la ciudad condal son las tres ciudades más caras de España.