Nuria Roca. Imagen de la biografía de su blog, 'Los Tacones de Olivia'



La alcaldesa de Alicante por el Partido Popular, Sonia Castedo, doblemente imputada  por varios delitos de prevaricación o presunta corrupción urbanística, demandará a la popular presentadora de radio y televisión Nuria Roca por calificarla como "choriza sin paliativos" en su blog llamado 'los tacones de Olivia'. Fuentes de la alcaldía alicantina han confirmado a Europa Press que la demanda se presentará en los próximos días.

Injurias, atentado contra el honor...
Los servicios jurídicos del ayuntamiento de Alicante están trabajando ya en la denuncia contra la presentadora valenciana, a la que acusarán de los presuntos delitos de injurias, calumnias, difamación y atentado contra el derecho al honor. Sonia Castedo está imputada en dos piezas separadas del denominado 'Caso Brugal', en el que se investiga el trato de favor a todopoderoso constructor Enrique Ortiz, quien según las conversaciones telefóncias grabadas conseguía modificar el Plan General de Ordenación urbana a su antojo. La alcaldesa de Alicante se vio obligada a abandonar su escaño en las Cortes valencianas tras su imputación y por las presiones del propio PP valenciano, después de que el actual Presidente de la Generalitat se comprometiera a sacar a los imputados por presunta corrupción del parlamento regional.

"Cómplices por no expulsarla"
El pasado 19 de noviembre Nuria Roca escribía en su blog sobre Sonia Castedo lo siguiente: "no sé qué dirán los jueces sobre sus corruptelas, pero para mí usted no es una presunta choriza, es una choriza sin paliativos". Roca pide disculpas a sus lectores por no ser demasiado objetiva pero declara que tiene suerte de no conocer a la alcaldesa, porque le provoca un "enorme rechazo". Textualmente escribe: "me caes muy mal. Te tengo manía y detesto todo lo que representas".

También acusa a Castedo de hacer un "daño irreparable" a la Democracia y señala directamente a los dirigentes del PP y jefes de la alcaldesa a los que acusa de "cómplices" por no expulsarla del partido.