El Obispode Alcalá, Juan Antonio Reig Pla y el Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez"/ ELPLURAL



El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha salido al paso de las duras críticas del Obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Plá y le ha remitido una carta en la que señala que “ni es bueno para la convivencia, ni es bueno para la Iglesia ni es bueno para la sociedad”, en relación a las palabras del prelado. En la carta le emplaza a “reflexionar y pedir perdón” para seguir avanzando en “la defensa de la libertad y la tolerancia”. El líder socialista considera que “alguien que tiene un puesto de tanta responsabilidad en la jerarquía de la Iglesia Católica (…) debería ser un ejemplo de respeto y dignidad”.

Leyes y no catecismo
Sánchez recuerda al Obispo que “debería saber que en democracia lo único que impera son las leyes y no el catecismo”. El dirigente socialista recuerda que no es la primera vez que Monseñor Reig Pla demuestra su "sectarismo" y se pregunta dónde está el límite y subraya: “¿Hasta dónde vamos a tener que soportar que agreda a millones de hombres y mujeres creyentes y no creyentes”.

Conciliación y respeto
Pedro Sánchez emplaza al Obispo a la “conciliación y respeto” del Papa Francisco “que tanta consideración ha despertado incluso en los que no somos creyentes”, agrega. Del mismo modo lamenta el “desprecio a la libertad” ejercida por el Obispo hacia quienes no comparten sus ideas.

Revuelo en las redes
El secretario general de los socialistas ha recibido apoyo a su misiva en las redes sociales.