Hace 26 años, un 1 de noviembre de 1993, fallecía Severo Ochoa, científico español que en 1959 se alzó con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina. Se lo otorgaron junto a su discípulo Arthur Kornberg, bioquímico estadounidense, por descubrir la enzima llamada ARN-polimerasa, cuya función es la síntesis del ácido ribonucleico (ARN), molécula imprescindible para sintetizar las proteínas.

Con motivo de esta efeméride, desde ElPlural.com queremos recordar qué españoles han tenido el honor de ganar alguno de los prestigiosos galardones creados por Alfred Nobel. Concretamente, han sido un total de siete ciudadanos patrios, contando con Ochoa, los que lo consiguieron: cinco en la disciplina de Literatura y dos en la de Medicina. La lista es la siguiente:

-José Echegaray: Premio Nobel de Literatura en 1904. Este dramaturgo fue de lo más polifacético en su vida, ya que se desempeñó como matemático, ingeniero y político, llegando a ejercer de ministro de Fomento (1869-70 y 1872) y de Hacienda (1872-73). Ocupó también una silla en la RAE y durante su carrera creó más de 60 obras, entre ellas, "La Esposa del Vengador", "El Gran Galeoto" o "Mariana"

 José Echegaray y Eizaguirre ganó el Premio Nobel de Literatura en 1904.
José Echegaray fue el primer español en ganar un premio Nobel. 
Fuente: Wikipedia
 
Le entregaron el premio "en reconocimiento a las numerosas y brillantes composiciones que, en una manera individual y original, han revivido las grandiosas tradiciones del drama español".

-Santiago Ramón y Cajal: Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1906. Es uno de los dos españoles que ha conseguido alzarse con uno de los galardones de ciencias. Desarrolló la "Doctrina de las neuronas", según la cual el tejido nervioso está compuesto por unidades discretas e interconectadas, responsables de la actividad cerebral y en las cuales el impulso se transmite en una sola dirección.

Santiago Ramón y Cajal. Científico español ganador del Premio Nobel en 1906.
Ramón y Cajal fue el primer español en ganar un Nobel de ciencias. Fuente: Wikipedia
 

La motivación fue "en reconocimiento de su trabajo sobre la estructura del sistema nervioso".

-Jacinto Benavente: Premio Nobel de Literatura en 1922. Fue un prolífico dramaturgo que a lo largo de su carrera se atrevió con todos los géneros teatrales, entre los que se encuentran la comedia, la tragedia, el drama y el sainete. Algunas de sus creaciones fueron "La noche del sábado""La Malquerida" o "Vidas Cruzadas", aunque la más célebre y considerada la mejor es "Los intereses creados". Actualmente, una plaza en el centro de Madrid lleva su nombre.

Jacinto Benavente ganó el Premio Nobel de Literatura en 1922.
Jacinto Benavente, premio Nobel de Literatura, abarcó casi todos los géneros teatrales en su carrera.
Fuente: Wikipedia
 

Lo recibió "por la feliz manera en que había continuado las tradiciones ilustres del drama español".

-Juan Ramón Jiménez: Premio Nobel de Literatura en 1956. Poeta español que escribió más de treinta obras en su carrera literaria, entre las que destaca la narración lírica "Platero y yo". De la noticia de su triunfo se enteró en Puerto Rico, país en el que se encontraba exiliado tras el estallido de la Guerra Civil, aunque también pasó por Estados Unidos y Cuba. La alegría le duraría poco, ya que tres días después falleció su esposa. Dos años más tarde, en la misma clínica que lo hizo ella, murió él.

Juan Ramón Jiménez, autor de Platero y Yo, ganó el Nobel de Literatura en 1959.
Juan Ramón Jiménez dejó obras para la posteridad, como Platero y Yo. Fuente: Wikipedia
 

Fue galardonado "por su poesía lírica, que en idioma español constituye un ejemplo de elevado espíritu y pureza artística"

-Severo Ochoa: Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1959. Como ya se ha indicado al inicio del artículo, el científico español se alzó con el premio por descubrir la enzima llamada ARN-polimerasa, cuya función es la síntesis del ácido ribonucleico (ARN), molécula imprescindible para sintetizar las proteínas. Nacido en Asturias, pasó una gran parte de su carrera en Estados Unidos (1941-1985), donde trabajó en la Universidad de Washington y en la de Nueva York. En 1971 fue nombrado director del Laboratorio de Biología Molecular de la Universidad Autónoma de Madrid y en 1985 se trasladó definitivamente a España.

Severo Ochoa, premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1929.
Severo Ochoa compartió el premio Nobel con su discípulo Arthur Kornberg
 

Le fue concedido por "por su descubrimiento de los mecanismos de la síntesis biológica de los ácidos ribonucleico y desoxirribonucleico".

-Vicente Aleixandre: Premio Nobel de Literatura en 1977. Poeta perteneciente a la Generación del 27, de la que también formaron parte escritores como Federico García Lorca, Pedro Salinas, Luis Cernuda, Rafael Alberti o Dámaso Alonso. Escribió un total de doce poemarios, entre los que se encuentran "Ámbito", "En un vasto dominio" o "Diálogos del conocimiento", cinco obras en prosa y más de una docena de cuadernos sueltos. Además, ganó el Premio Nacional de Literatura y el Premio de la Crítica en dos ocasiones.

Vicente Aleixandre ganó el Nobel de Literatura en 1977.
Vicente Aleixandre perteneció a la Generación del 27
 

Lo ganó "por una creativa escritura poética que ilumina la condición del hombre en el cosmos [...], al mismo tiempo que representa la gran renovación de las tradiciones de la poesía".

-Camilo José Cela: Premio Nobel de Literatura en 1989. Creador de reconocidas obras como "La Colmena" o "La Familia de Pascual Duarte", fue distinguido durante su vida con el Premio Cervantes, el Premio Planeta, el Premio Príncipe de Asturias de las Letras y el Premio Nacional de Literatura. De carácter fuerte y excéntrico, durante la Guerra Civil combatió en el bando nacional hasta que le hirieron. Tras ello, comenzó a trabajar como periodista e incluso censor. Falleció en el año 2002.

Camilo José Cela ganó el Premio Nobel de Literatura en 1989.
Camilo José Cela es el último español que ha ganado un Premio Nobel
 

Lo recibió "por una prosa rica e intensa que con una compasión moderada forma una visión retadora de la vulnerabilidad del hombre".

Dentro del listado, se podría incluir también el nombre de Mario Vargas Llosa, que ganó el Premio Nobel de Literatura en 2010 y desde 1993 comparte la nacionalidad peruana con la española. Asimismo, Llosa posee entre sus logros el Premio Príncipe de Asturias, el Planeta y el Cervantes. Entre sus libros, se pueden destacar títulos como "La ciudad y los perros", "La fiesta del chivo", "Conversación en la Catedral" o "El pez en el agua". Recientemente, sacó al mercado "Tiempos Recios".

Premios Nobel

Los Premios Nobel se instituyeron en 1895 como una de las voluntades que estableció en su testamento el empresario sueco Alfred Nobel, al que, entre otras cuestiones, se le conoce también por haber inventado la dinamita. Nobel dejó por escrito el anhelo de que con su fortuna se creara un fondo con el que premiar a aquellas personas que destacaran en campos como la física, la química, la fisiología o medicina, la literatura y la paz. A continuación, se muestra el extracto contenido en el documento donde plasmó sus deseos antes de su muerte:

"Dicho interés se dividirá en cinco partes iguales, que serán repartidas de la siguiente manera: una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o el invento más importante dentro del campo de la física; una parte a la persona que haya realizado el descubrimiento o mejora más importante dentro de la química; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento más importante dentro del campo de la fisiología o la medicina; una parte a la persona que haya producido la obra más sobresaliente de tendencia idealista dentro del campo de la literatura, y una parte a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y para la celebración y promoción de congresos por la paz".

De esta manera, quedaron establecidos los galardones de Física, Química, Medicina, Literatura y de la Paz, que, a pesar de que Nobel murió un 10 de diciembre de 1896, no comenzaron a entregarse hasta 1901. Para finalizar, en su memoria, desde 1968 se instauró el Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas, comúnmente -y mal- llamado Premio Nobel de Economía.