Es una de esas etapas de la vida a la que si se llega se da gracias, y una vez en ella hay que buscar los incentivos suficientes para continuar siendo una persona activa. Muchos mayores se encuentran en situación precaria emocionalmente, por ejemplo, cuando se alcanza ese momento en que uno pasa de estar laboralmente activo a la situación de jubilado.

Medio millón de personas mayores pueden esquivar los problemas psíquicos y físicos que en ocasiones derivan de esta fase gracias al Programa de Personas Mayores que persigue un envejecimiento activo y el propio respeto por los mayores. Lo pone en marcha la Obra Social “la Caixa” desde hace 100 años, cuando en 1915 desarrolló la primera actividad dirigida a este colectivo.

Sociedad más justa
Uno de los objetivos de este histórico Programa, tal y como han explicado desde la entidad, estriba en aprovechar que son muchos los mayores que desean aportar su “valioso tiempo y experiencias a la sociedad, empezando por su entorno más inmediato y comprometiéndose también con las personas más vulnerables”. De este modo, contribuye a construir una sociedad más justa y con más oportunidades para todos.

[youtube]https://youtu.be/EK2x1CctorQ[/youtube]

Diferentes actividades
Para ello, la Obra Social “la Caixa” impulsa un amplio programa para los mayores con un elenco de actividades variadas y recursos distribuidos en 611 centros de mayores, propios o en convenio con administraciones públicas, de toda España. A lo largo de este 2015, más de 500.00 han tomado parte en alguna de las casi 10.000 iniciativas sociales, culturales, de salud y tecnológicas, “destinadas especialmente al fomento del envejecimiento activo, la participación social, y el respeto y la dignidad del colectivo”.

Día del Mayor
El pasado día 1 se conmemoró el Día Internacional de las Personas Mayores y por tal motivo se lanzó una campaña en los medios de comunicación que supone todo un homenaje a nuestros abuelos y un canto a su vitalidad.

Bajo el eslogan 'Tiempo para vivir, tiempo para compartir', la campaña persigue “visibilizar el rol fundamental de los mayores en el progreso de nuestra sociedad”, pero también desde un punto de vista individual supone una reclamación pública para dar a conocer que estas personas “se encuentran en una época de desarrollo y crecimiento en la que pueden compartir sus experiencias vitales tanto con sus más allegados como con la sociedad”.

[youtube]https://youtu.be/1xad-8p__f0[/youtube]

Al final, el propósito último de este Programa de Personas Mayores que cumple este año un siglo de vida es contribuir a mejorar “su calidad de vida facilitándoles información y conocimientos para que tomen decisiones importantes en la adquisición de hábitos saludables que contribuyan a mantener su autonomía”. Con estos objetivos se evita aquel abandono individual y colectivo mencionado al principio, dejando a un lado la amenaza real de la exclusion social. En definitiva, es otorgar empoderamiento a nuestros mayores para que se sientan como lo que son, es decir, miembros activos de la sociedad.