Valores humanos antes que económicos: Stop desahucios

La opinión pública activa y visible es la única esperanza de que los políticos reaccionen