Cómo cambian las cosas en apenas unas semanas e, incluso, unos días. Desde el PP se ha pasado de denostar a formaciones como el PSOE y Ciudadanos e ir más allá, alcanzando el insulto con otras como Podemos, a hacer examen de conciencia.

En realidad lo hacen las bases o para ser más exactos, un grupo de simpatizantes de la formación que preside Mariano Rajoy que se autodefinen como de “centro derecha”, “liberal conservadores” aunque su ubicación sería más próxima a la 'derecha, derecha', por su cercanía a FAES (varios de los integrantes del consejo directivo -jóvenes- y del consultivo -veteranos- han tenido y/o tienen que ver con al Fundación ideológica que controla el ex presidente Aznar) y que se denomina Red Floridablanca.

Críticas a la inacción
En el último de sus artículos fechado este viernes, este grupo critica la inacción de la actual dirección del Partido Popular con una lacónica pregunta “Dónde está la Junta Directiva Nacional”.

Entre otras cosas asegura que “transcurrido más de un mes desde las elecciones generales” no es de recibo que no haya desde la planta noble de Génova una línea a seguir marcada, y ni siquiera se haya producido una evaluación de los resultados del 20D. Todo mientras “otros partidos evalúan abiertamente sus resultados y buscan alternativas de futuro”. El ejercicio que mantiene la dirección 'popular' es “guardar silencio”.

"Gravísimos casos de corrupción"
Pero va más allá la Red Floridablanca a la hora de enumerar las cuestiones que exigen una respuesta urgente. Menciona los “gravísimos casos de corrupción relacionados con personas que, bajo la actual dirección nacional, han dirigido el partido o lo han representado al frente de distintas instituciones”.

Sin embargo, da la impresión de que hay 'truco'. Alguien podría pensar hasta leer lo anterior que una nueva corriente surge en el PP, con aires nuevos e intenciones más acordes a los tiempos que corren. Sin embargo, esas curiosas alusiones corruptas circunscritas a "la actual dirección nacional", obviando aquellos casos que vienen, según las investigaciones policiales y judiciales, de la época de José María Aznar, como Gürtel o los ex tesoreros que estaban en el cargo bajo su presidencia, dejan entrever la alargada mano de FAES y sus acólitos.

Un militante, un voto
Del mismo modo, los firmantes critican la “negativa tácita” por parte de la actual dirección para “celebrar un Congreso Abierto bajo la fórmula un militante-un voto que permitiría renovar los equipos y estructuras del partido, y elegir a un nuevo candidato a la presidencia del Gobierno”. Es decir, una solicitud muy repetida, aunque en el ámbito de sus competencias regionales no lo aplicó, por Esperanza Aguirre.

Por España
El mensaje final es todo un aviso para navegantes. A juicio de este grupo, todo lo que acontece alrededor del PP debe conducir, sin duda, a su "imprescindible reforma" como organización política. A juicio de los autores este debe hacerse si el partido que dirige Rajoy "quiere aspirar a recuperar su vocación de mayoría y eludir el serio riesgo de ahondar en su retroceso".

Ya se sabe que en los 'populares', como cualquier otra formación, existen facciones a favor de unos u otros; eso sí, a la hora de la crítica y la exigencia hay que servirse de las formas, lo que justifica la siguiente frase: "La Junta Directiva Nacional, compuesta de muchas personas admirables, debe ser valiente y hacer frente a sus responsabilidades, por el futuro del PP y de España". La guerra está más que abierta y Rajoy sigue en medio ¿Recogerá alguien el guante de este grupo próximo a FAES?