El comentario desenfadado de Andrea Levy en El Intermedio a preguntas de Thais Villas diciendo que le había gustado “uno de Podemos con el pelo largo”, aludiendo a Miguel Vila,  se convirtió en objeto de burla en la tribuna del Congreso por parte de Pablo IglesiasEl líder de la formación morada introdujo en pleno debate una broma de dudoso gusto: “No está entre mis funciones de presidente del grupo controlar la virtud de mis diputados, así que si que si quieren conocerse pongo a disposición mi despacho". El comentario televisivo había trascendido hasta la política con, supuestamente, mayúsculas.


A vueltas con la broma
Iglesias no tuvo inconveniente en anunciar disculpas personales si Levy se había ofendido. Pero la diputada y vicesecretaria de Estudios y Programas del PP acudió el domingo por la noche a la episcopal 13TV a insistir en su desagrado por la cuestión y varios tertulianos tacharon de machista a Iglesias. 

Lo curioso es que al final el error machista de Iglesias está siendo usado por algunos medios para atacar… a su expareja, Tania Sánchez, lo cual no parece demasiado coherente. Primero este lunes El Mundo publicaba una información que ponía a Sánchez “y su afín Miguel Vila” como los responsables de la fractura de Podemos Madrid. La noticia no iba más allá de subrayar los intereses políticos comunes entre Sánchez y Vila resaltando como único dato personal que se sientan juntos en el Congreso.



El placer y el poder según ‘El Español’
Pero El Español de Pedro J. Ramírez ha aludido a la información de El Mundo dándole un aspecto bastante diferente y hablando de "triángulo amoroso virtual". Después de presentar a Levy como una "femme fatal" aseguran que cuando Iglesias ofreció su despacho a Levy y Vila la cara de Tania Sánchez “fue un poema, aunque no paró de sonreír, al ver peligrar su reinado como la más deseada por el huracán Levy”. Y luego se preguntan por “la verdadera relación” entre Sánchez y Vila dejando caer que “según fuentes internas no son pareja, aunque el tiempo lo dirá” que “se han hecho inseparables y no sólo porque ocupen escaños contiguos” y que “muchos podemitas temen que estén planeando una alianza para aprovechar la revolución interna y hacerse con el poder”. “Esta vez, Sánchez estaría dispuesta anteponer el poder al placer”, sentencian.

El contenido y el tono de la noticia no ha pasado desapercibido en las redes sociales.