El portavoz del PP, Rafael Hernando, ha negado esta mañana en RNE que hubiera “mala conciencia” en su partido tras la muerte de Rita Barberá pero ha lanzado múltiples acusaciones hablando de “medios que hicieron un pim-pam-pum” con la exalcaldesa. Llegó a hablar de “escrache” y señaló directamente a laSexta y los que hicieron “seguidismo” de esa cadena. Las acusaciones de blanqueo contra Barberá las eludió hablando de “donativo” al partido y “mentiras”. Sobre el minuto de silencio que no quiso secundar Unidos Podemos habló de que era “repugnante” ese gesto. Pero en redes sociales fue más allá llamando “ignorante” y acusando de “mentir” a Irene Montero, portavoz adjunta de Unidos Podemos, por haberse hecho eco de la noticia de que no se había guardado un minuto de silencio cuando falleció José Antonio Labordeta.

Llamazares promovió un reconocimiento espontáneo
Hernando aludía así en su ataque a Montero al aplauso que se le brindó en el Parlamento a Labordeta el 21 de septiembre de 2010. Pero como ya ha explicado ELPLURAL.COM aquel no fue un homenaje institucional sino uno espontáneo. De hecho este digital ha hablado con Gaspar Llamazares, el exdiputado que aquel día lanzó un emotivo recuerdo al cantautor que fue secundado por aplausos por varios diputados. Llamazares recuerda que aquel día no se aprobó el minuto de silencio porque Labordeta no era diputado en activo y entonces tuvo ese gesto, del que avisó a algunos compañeros antes de tomar la palabra. En cualquier caso no quiere entrar en polémicas y pide dar “naturalidad” a este tipo de gestos y “despolitizarlos”, ya que deben hacerse “por humanidad” y se producen en todos los ámbitos profesionales. Cree que el hecho de que se hiciera mal en su día al no tener un gesto institucional con Labordeta no puede “justificar” que se actuara igual con Barberá.

“Sobreactuación” y “politización burda” en el PP
Para Llamazares, los políticos deben transmitir valores y este tipo de momentos deben servir para ello, por lo que considera que estos días está siendo “desafortunado” los dos extremos: desde “el plante” de unos hasta la “sobreactuación” de los otros. Así, cree que el PP está demostrando “desmesura” en su reacción y una “politización burda” de la muerte de la senadora.