El exalcalde de Vitoria, Javier Maroto, junto a su predecesor en el cargo, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso / Foto: PP



Hace unos días era una vecina de Petrel la que era sancionada por fotografiar un coche policial aparcado en una plaza para minusválidos, pero ahora ha sido un ciudadano de Vitoria el multado por cuestionar a la autoridad que en este caso era el alcalde en persona.

Recordó al alcalde un contrato ruinoso
'Con el alcalde hemos topado', podría lamentar ese vecino, que se encontró con el regidor, Javier Maroto, en un centro comercial de la capital vitoriana el pasado 7 de marzo. Es decir, cuando todavía era alcalde, ya que perdió el bastón de mando tras las elecciones del 24-M. El entonces regidor estaba en plena recogida de firmas y el vecino, según cuenta el informe policial difundido por la cadena SER, se acercó a Maroto para llamarle "en voz alta y en repetidas ocasiones sinvergüenza" por "lo del tema de San Antonio", en alusión al alquiler fuera de mercado que el Ayuntamiento del PP en la ciudad blindó y sufragó con dinero público para un empresario local, un derroche alertado por el Tribunal de Cuentas.

200 euros por "alterar la seguridad"
Como los hechos ocurrieron antes de que entrara en vigor la 'ley mordaza', el Ayuntamiento de Vitoria impuso una multa de 200 euros al vecino basándose en la Ley de Seguridad Ciudadana por lo que tacha como "alterar la seguridad colectiva u originar desórdenes en las vías, espacios o establecimientos públicos".

Guardaespaldas identificando vecinos
Según la versión del vecino multado, la discusión fue breve y se originó cuando él y su madre se encontraron con una plataforma que recogía firmas para una iniciativa del alcalde, la de endurecer a los inmigrantes el acceso a ayudas públicas, lo que originó un intercambio de reproches que acabó con la presencia del propio Maroto. Entonces la madre dijo que firmaría "cuando los de tu partido devuelvan lo que han robado", en alusión al PP. "Cuando íbamos al parking, uno de los guardaespaldas de Maroto se nos acercó y nos identificó anunciándonos que nos llegaría una multa", asegura el sancionado.

Durante la misma campaña de recogida de firmas otro ciudadano denunció igualmente que Matoro le amenazó con 350 euros de multa por acusarle de fomentar una campaña racista, y otros vitorianos alertan igualmente de que han sido identificados por los guardaespaldas del exregidor por acciones similares.

Un diario le llamó "tontolnabo"
El que quedó sin sanción fue el diario Noticias de Guipuzcoa que rápidamente rectificó y pidió disculpas después de difundir una noticia en la que Maroto aparecía bautizado como "tontolnabo" en un pie de foto con su imagen.