Y, desde luego, el exrector de la Universidad madrileña de Carlos III ha hecho otro magro favor a Rubalcaba y, de rebote, a Carme Chacón, número 1 de la lista del PSC por Barcelona. Si Josep Antoni Duran Lleida –con sus recientes vómitos contra extremeños, andaluces y homosexuales- perjudicó también a la convivencia entre unos y otros ciudadanos del Estado español y perjudicó además a CiU, lo de Peces-Barba viene a ser una afrenta, impropia de un personaje de su talla y de su admirable currículo.

Puede seguir leyendo el artículo del director de ELPLURAL.COM, Enric Sopena, en su columna habitual Cabos Sueltos