José Antonio Monago acudía para hablar de 'su caso' al Parlamento extremeño esta mañana. La mañana en la que toda España ha estado pendiente de la comparecencia en el Congreso de Rajoy para hablar de transparencia y corrupción con el 'cadáver' de Ana Mato sobre la mesa. Pero Monago no ha dicho nada, no ha enseñado nada nuevo... Tan sólo ha echado mano a una ocurrencia de prestidigitador: el anuncio de que va a vender la casa oficial donde hasta su llegada habían residido los presidentes extremeños.

Los 400 folios que Monago lleva de gala en gala
No se esperaba nada concreto de su comparecencia, y Monago en ese sentido no ha defraudado. El presidente extremeño ha llevado al Parlamento autonómico los 400 folios en los que hace su particular 'striptease' económico. Los mismos que antes llevó ante los periodistas y con las mismas condiciones: Los enseña, pero no los entrega para permitir su análisis.

Y también ha usado el mismo su tono, en el que pasa de apesadumbrado hombre perseguido, a bravucón desafiante. Al portavoz socialista, Valentín García, en un tono excitado, quizás en el momento de 'más vida' de toda la intervención, le ha llegado a chillar entre los increíbles aplausos de los diputados 'populares' que no le enseñaba su VISA "porque no le da la gana".
"Mire, ahí están los 400 folios señor don Valentín, ahí los tiene a disposición toda esta sesión hasta que terminemos hoy, no usted, el presidente de su grupo... usted no... Usted no va a ver mi visa proqeu no quiero yo y porque no me da la gana (aplausos de su bancada) ¿Entiende?, porque es mía, porque es mía, es mía...es mía. Yo se la he ofrecido al señor Vara (secretario general del PSOE), al señor Escobar (jefe del grupo de Izquierda Unida) y al señor Beneyto (del grupo regionalista) esté donde esté en este momento... A usted no, a usted no."



Quizás los extremeños puedan preguntarse por qué tampoco ellos, como el portavoz del PSOE en el Parlamento autonómico, no tienen derecho a ver la VISA de su presidente. Más cuando este ha comparecido para hablar, precisamente, de que quiere convertir su presidencia en un periodo de cristal.

Monago y sus casas
Y como nuevamente no iba a aclarar el asunto de sus viajes a Canarias, ni a dar fechas de sus anunciadas demandas contra los medos, ni a dejar analizar los '400 folios', Monago ha lanzado, sin duda aconsejado por quien también ha sido protagonista del debate, su consejero de comunicación, Iván Redondo, una bomba de humo: la puesta en venta de la residencia oficial del presidente extremeño. Una residencia que él no usa, pero donde sí se consideraron obligados a vivir sus antecesores, y que el diario Hoy.es muestra en su web a través de un viejo vídeo que realizó cuando allí residía Guillermo Fernández Vara.

De la casa donde sí vive Monago, de la que les informamos en ELPLURAL.COM el pasado domingo, también ha dicho que dará datos. Por ejemplo de las condiciones de su hipoteca... Pero de esto no ha dado fecha, ni ha aclarado si esa documentación si permitirá que se analice.