Chalets en la urbanización de Los Altos de la Cañada. Imagen del Google Street View Chalets en la urbanización de Los Altos de la Cañada. Imagen del Google Street View



El presidente extremeño, José Antonio Monago, vendió austeridad en su vida privada durante la segunda rueda de prensa que ofreció para negar que cargó al Senado viajes de avión privados a Canarias. Presumió ser el presidente autonómico que menos gana, “sin casa oficial”, que se paga “la luz” y que por no tener no tiene ni “parabólica”. Pero las mentiras tienen las piernas cortas, la realidad es que es uno de los mejor pagados y que, además, vive en la zona más vip de Badajoz, en una urbanización donde las casas están valoradas en más de medio millón de euros.

"Mi casa"
“Cobro 3.500 euros netos al mes más los trienios que me corresponde y sin casa oficial, mucho menos que cualquier presidente y mucho menos que cualquier diputado nacional. Me pago mi luz, me pago mi casa, que no es oficial. Soy el presidente autonómico que menos cobra, con diferencia”, afirmó Monago en su rueda de prensa, del 14 de noviembre.

Las varias versiones de Monago sobre sus viajes
El presidente extremeño negaba que hubiera pagado con fondos públicos 16 viajes a Canarias por asuntos privados y pretendió probar su inocencia con unos papeles que los periodistas presentes en la rueda de prensa no pudieron comprobar, y que Monago sólo mostró. Esto fue después de un acto del PP, en el que con lágrimas de cocodrilo en los ojos, tras el apoyo de sus compañeros del partido, aseguró que pagaría “hasta el último céntimo”. Un día antes de ese acto hubo otra rueda de prensa tras conocerse el escándalo de los viajes, y el político popular negó todo afirmando que habían sido viajes de trabajo en su condición de senador.

Un santo que paga sus recibos de la luz
En su rueda de prensa del día 14 de noviembre, Monago se presentó como un mártir, humillado e impotente; un santo que se paga “sus recibos de la luz”, que paga su casa, que “no es oficial como la de otros” y por no tener, no tiene ni “antena parabólica”. Pero, según ha podido saber ELPLURAL.COM, el presidente extremeño no vive precisamente rodeado de austeridad, sino en la urbanización de Los Altos de la Cañada, en una zona exclusiva llamada Las Vaguadas, considerada “La Moraleja de Badajoz”.

Monago en el día en el que mintió, amenazando a los 'rompepiernas' con querellas, justo 24 horas antes de decir que pagaría de su bolsillo los viajes a Canarias. Foto EFE El presidente extremeño, José Antonio Monago, en la primera rueda de prensa, justo 24 horas antes de decir que pagaría de su bolsillo los viajes a Canarias. Foto EFE



Chalets por más de medio millón de euros
Según un anuncio en una inmobiliaria que ofrece chalets en esa zona, las casas cuestan unos 560.000 euros y disponen de 265 metros cuadrados, 240 metros útiles, 5 habitaciones, 3 baños, 2 plazas de garaje. La urbanización cuenta con piscina, pista de pádel, entre otras comodidades.

Sus hijos van a un cole del Opus con matrículas de 300 euros
El presidente extremeño se vende como un hombre llano y austero, pero eso sólo forma parte de su discurso populista. La realidad es que es uno de los presidentes autonómicos que más cobra ( 77.295 euros anuales, solo 900 euros menos que el jefe del Gobierno), vive en la zona más exclusiva de Badajoz y sus hijos van a colegios cuya matrícula ronda los 300 euros, propiedad del Opus Dei y centros de educación segregada, que separan a niños y niñas.