El pasado lunes, en Catalunya Radio, la emisora pública de la Generalitat, los miembros del programa Catalunya Vespre tuvieron la idea de plantear una encuesta en Twitter a sus oyentes. La pregunta era “Esteu disposats a impedir físicament que jutgin Mas, Ortega i Rigau?”. La cuestión para conocer la disposición de los catalanes a acudir a las armas en protección de quienes organizaron la consulta presuntamente ilegal del 9-N y para los que la Fiscalía pide 10 años, levantó de inmediato ronchones. Tantos que en la cuenta del programa, pasadas unas horas, borraron el tuit.

Pero el lío, buscado o no, ya estaba montado. En el PP de Cataluña no dejaron pasar la ocasión, desde luego. No sólo el partido, sino también sus dirigentes pasados y presentes.

Lo cierto es que los jueces catalanes tampoco han visto favorablemente la idea de esta consulta y desde la mayoritaria APM (Asociación Profesional de la Magistratura) han pedido a la Fiscalía que reaccione ante el hecho en defensa del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, que es el que debiera juzgar a los tres exmiembros del Gobierno catalán que hicieron posible la consulta. 

Por cierto, si alguien se lo pregunta, como pueden ver en otro tuit que publicó la cuenta de Catalunya Vespre, la mayoría de los participantes, un 72% dijo no estar dispuesto a hacerlo. Claro, que también se puede leer por el otro lado: algo más de uno de cada cuatro catalanes sí que estaría dispuesto a echarse a las calles para resistir físicamente a la celebración del juicio.