Antonio Miguel Carmona, cabeza de lista del PSOE en las pasadas municipales en Madrid, y hasta ahora su portavoz en el Ayuntamiento, está a punto de ser 'cesado' nominalmente. De hecho, ya lo está. A través de los medios de PRISA, primero la Cadena SER, depúes El País, se ha anunciado. Era de alguna forma 'una muerte anunciada' a partir de la elección de Sara Hernández como secretaria general de los socialistas madrileños.



Hernández contaba con el apoyo de Pedro Sánchez, mientras que su rival en las elecciones, Juan Segovia, era visto como 'Tomasista'. La misma etiqueta que perseguía a Antonio Miguel Carmona.

En los dos medios que se ha dado la noticia, se ha escrito por un lado que "los resultados electorales obtenidos el pasado 24 de mayo" y que "el papel de los socialistas en el ayuntamiento tiene que ser otro" (Cadena SER), y por otro que "el resultado electoral en la ciudad de Madrid fue catastrófico y la tarea de recuperación del apoyo de los votantes tiene que empezar de inmediato y con una cara nueva".



Sara Hernández, tras verse con la presidenta de la Comunidad Cristina Cifuentes esta mañana de lunes, se ha negado a confirmar o desmentir el asunto y ha dicho que aún no ha hablado con Carmona. El propio Carmona ha resultado imposible de contactar para este periódico.