En 2014, Carlos Osoro se convertía en arzobispo de Madrid. Sustituía a un polémico Rouco Varela, cuya cercanía a los sectores más ultraderechistas de la Iglesia, tales como Opus Dei, los Legionarios de Cristo, Comunión y liberación o los Kikos, suponía una dirección muy alejada a la que, en principio, traía el recién estrenado Papa Francisco.

Por el contrario, Osoro anunciaba a bombo y platillo su posición cercana a sectores progresistas como el Foro de los Curas, hasta ese momento marginados por la institución. Fuentes cercanas al nuevo Arzobispo de Madrid confirmaban entonces a ElPlural.com sus intenciones de eliminar las manifestaciones contra homosexuales o el aborto.

Relacionado ¡Españoles, Franco ha vuelto!

Osoro se marcaba otro reto que parece haber caído en saco roto: terminar con las misas franquistas. Aunque no se opone a que en cualquier parroquia se rece por el alma de cualquier persona, estaba pendiente terminar con las tradicionales misas que, principalmente en la capital, se producen cada 20N. Su objetivo no se ha cumplido pues, este martes, 20 de noviembre, se ha celebrado una multitudinaria misa en una iglesia de Madrid en la que, no sólo se ha recordado al dictador; sino también que se han producido gestos de enaltecimiento al fascismo y se ha agredido a dos jóvenes que protestaban por la celebración del responso.

Saludos fascistas, cánticos de 'Cara al Sol' e insultos a los medios

Durante años, descendientes del dictador y otros nostálgicos del franquismo acudían a la Iglesia de los Jerónimos donde el párroco llegaba incluso a alentar un nuevo alzamiento y homenajear a los “valientes” que propiciaron la “salvación de España”, a lo que le seguían loas al dictador y cánticos del Cara al Sol.

Estas actitudes se han repetido este 20N en la misa responso por el dictador celebrada en Madrid, esta vez en la iglesia de San Francisco de Borja -en el selecto y conservador barrio de Salamanca- . Allí, decenas de asistentes han realizado saludos fascistas al terminar el acto. Han pasado cuatro años desde que el Arzobispo prometiese “vigilar con lupa” las misas que supongan un ataque a la democracia y la convivencia de todos los españoles. 43 años desde que Arias Navarro anunciara entre lágrimas la plácida muerte en cama del dictador. Pero hoy los nostálgicos han vuelto a citarse.

También se han podido escuchar gritos de “gloria al salvador de España”, “viva España” y “Franco presente”; mientras los franquistas acusaban a los medios de comunicación allí presentes, entre ellos ElPlural.com de ser “buitres carroñeros” que van a “manipular” lo que estaban celebrando.

“Los manipuladores de laSexta. ¿No os da vergüenza estar aquí?”, decía un hombre. “Yo no estoy en contra de que haya periodistas. Yo estoy en contra de que haya periodistas que mientan, manipulen y fomenten el odio entre los españoles. A las pruebas me remito”, añadía en declaraciones a ElPlural.com.

A ver si aprendéis historia de España y os culturizáis. Que no sabéis nada, nada más que lo que os ha infiltrado toda la rojería”, decía a este diario, literalmente, otro asistente al responso en honor a Franco. “Franco salvó a España del maldito comunismo y del socialismo asqueroso y ahora ha vuelto otra vez esta mierda”, añadía.

'ElPlural.com', dentro de la iglesia

Mientras el Estado de Derecho marca máximos en la aplicación de condenas por apología del terrorismo, la apología del fascismo se mantiene con la connivencia de la Iglesia.  

A las 20:00 horas de la tarde de este martes 20N, comenzaba la misa en recuerdo a Francisco Franco. En ella, familiares del dictador; pero también ciudadanos que han abarrotado la iglesia. Y, aunque responsables de la Iglesia han impedido la entrada a la prensa y los periodistas han tenido que quedarse en la puerta de la misma, ElPlural.com ha podido acceder a la misa.

De hecho, estas son imágenes justo del inicio de la ceremonia 43 años después de la muerte de Franco.

Imagen desde dentro de la Iglesia donde se oficia una misa por Franco en el 20N. ELPLURAL
 

Tensión a las puertas de la iglesia

Además, se han vivido momentos de tensión cuando dos jóvenes han acudido a la iglesia con carteles en los que se podía leer: “Fuera fascistas de nuestros barrios” y “Fascismo legal, vergüenza nacional”.

Unas jóvenes protestas por la misa en recuerdo de Franco el 20N en Madrid. ELPLURAL

Un hombre, asistente al responso del dictador, no ha dudado en acercarse a las jóvenes y gritarles: “Dais vergüenza, hijas de puta”, insultándoles una y otra vez. Mientrastanto, otro hombre les intentaba convencer de que no protestaran ante la puerta del templo, pues lo consideraba una provocación. “No os pongáis aquí, un poquito más allá”, les decía.

Acto seguido, otro seguidor de Franco se ha colocado ante los carteles antifranquistas desplegando una bandera de España con la frase escrita “el Valle no se toca”, en alusión a la futura exhumación de Franco.

Finalmente, las dos mujeres han sido agredidas por los franquistas. Y para poner su especial broche a este 20N, no han dudado en levantar el brazo, hacer el saludo fascista y cantar el Cara al Sol.