El presunto autor del asesinato ayer de una agente de Policía Municipal francesa ha tomado como rehenes al menos a cinco personas en un supermercado en la Puerta de Vincennes, en el este de París, tras protagonizar un tiroteo con la Policía. El supermercado "Hyper Cacher" figura entre los establecimientos que dispensan productos "kosher", dirigidos a la comunidad judía. Al contrario de lo que se informó en un principio, no hay muertos.

Según el canal de televisión BFMTV, el autor del secuestro guarda un "gran parecido" con el que asesinó ayer a una policía municipal en Montrouge, al sur de París. La Prefectura de Policía ha difundido las fotos de dos personas que están en busca y captura "susceptibles de estar armadas y peligrosas": se trata de una mujer de 26 años, Hayat Boumeddiene, y de un hombre, Amedy Coulibaly, de 32 años, quien podría ser el autor del secuestro en el supermercado.

Antes de la toma de rehenes, el sospechoso se dirigió a los policías para decirles: "Ya sabéis quién soy", en aparente alusión a la acción de ayer en Montrouge. Entre los rehenes capturados en el comercio "Hyper Cacher" se encuentran varias mujeres y niños.  La Policía también sospecha que el terrorista estaría armado con dos Kalashnikov y podría portar explosivos.



Mientras tanto...
Esta nueva toma de rehenes se produce en paralelo al asedio sobre una imprenta al noreste de París en la que se han atrincherado los presuntos autores de la masacre en el semanario "Charlie Hebdo", los hermanos Said y Cherif Kouachi, quien, según los medios franceses, tienen al menos un rehén.

"Actualmente una operación está en marcha en Dammartin-en-Goele, para la que se han movilizado a todos los efectivos sobre el terreno", anunció en una declaración a la prensa el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve. La unidad especial de intervención de la Gendarmería (GIGN) se halla en el lugar y desarrollará la operación en los próximos minutos, agregó el ministro.



Marion Genay, una estudiante en la zona, le dijo a la BBC: "No podemos salir de la escuela. Estamos aquí cerca de 900 personas. Tenemos mucho miedo.Estábamos aquí adentro y alguien nos dijo que los terroristas estaban cerca de nuestra escuela. Que no podíamos salir".

En torno a las 08.40 hora local (07.40 GMT), los dos hombres, que ya han expresado su intención de morir como "mártires" arrebataron por la fuerza su vehículo, un Peugeot 206, a una mujer en la localidad de Montagny-Sainte-Félicité, en el departamento del Oise, quien los identificó como los hermanos Kouachi. Unos minutos más tarde, ya en Dammartin-en-Goele se produjo un tiroteo con la policía.



Disparos 
Un testigo explicó que había escuchado dos disparos y que poco después llegaron helicópteros y las fuerzas de seguridad, que han ordenado a los vecinos que no salgan de sus casas y que mantengan sus ventanas cerradas.