El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy que, pese a que en España no es obligatorio hacerlo, él someterá a debate y votación en el Congreso el nuevo rescate solicitado por Grecia a la Unión Europea. Rajoy ha avanzado esta intención en su comparecencia ante el pleno del Congreso para informar de las conclusiones del último Consejo Europeo y en la que ha reiterado el total apoyo del Gobierno a ese tercer rescate siempre que el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, se comprometa a cumplir sus compromisos.


De acuerdo con sus leyes respectivas, sólo seis países de la UE están obligados a votar en sus respectivos parlamentos el nuevo acuerdo con Grecia (Alemania, Finlandia, Austria, Holanda, Estonia y Eslovaquia), pero Rajoy pretende que también haya una posición al respecto por parte del Congreso. Una decisión que ha defendido por el hecho de que son muchos los recursos que se reclama que garanticen los contribuyentes españoles.

'Elogios' a Tsipras
Rajoy ha constatado el "cambio radical" en la actitud de Tsipras tras una estrategia negociadora en los últimos meses que ha dicho que es "difícil de calificar". Ha lamentado la incertidumbre a la que ha sometido el Gobierno de Syriza a los ciudadanos griegos y el "corralito" que les ha impuesto y ha recalcado que de lo que se trata es de recuperar la confianza perdida de las instituciones europeas y los socios de la UE en Grecia. "El más perjudicado ha sido el pueblo griego. Ahora creo que es el momento de que el Gobierno de Grecia muestre sensatez y responsabilidad", ha añadido Rajoy, quien ha subrayado que, pese a haberse tenido que vivir "esta triste historia", al final puede acabar mejor de lo que se podía imaginar hace poco.