[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"28103","attributes":{"class":"media-image wp-image-297858 ","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"640","height":"426","alt":"Jos\u00e9 Alcubierre (d) y Sigfried Meir, dos de los deportados desde Espa\u00f1a al campo de concentraci\u00f3n de Mauthausen, explican en rueda de prensa una experiencia que se recoge en un libro de Carlos Hern\u00e1ndez (detr\u00e1s) y que se edita en coincidencia con el 70 aniversario de la liberaci\u00f3n de otro \u0026quot;infierno\u0026quot;, el de Auschwitz. EFE"}}]] José Alcubierre (d) y Sigfried Meir, dos de los deportados desde España al campo de concentración de Mauthausen, explican en rueda de prensa una experiencia que se recoge en un libro del periodista Carlos Hernández (detrás) y que se edita en coincidencia con el 70 aniversario de la liberación de otro "infierno", el de Auschwitz. EFE



La presencia de españoles en los campos de concentración nazis es uno de los capítulos más ignorados de nuestra historia reciente. Durante los cuarenta años de dictadura franquista, el Régimen ocultó reiteradamente este hecho, ya que la mayor parte de los 9.000 hombres, mujeres y niños que acabaron en los campos eran republicanos que se habían exiliado a Francia tras el fin de la guerra. La llegada de la democracia y el llamado Espíritu de la Transición no sirvió para sacarles del olvido. Más bien todo lo contrario, la reconciliación entre las dos Españas se hizo a costa de la memoria de quienes habían luchado contra Franco, primero, y contra Hitler después.

En 2015 se cumple un histórico doble aniversario: 70 años de la liberación de los campos y 75 de la llegada de los primeros españoles a Mauthausen. Parece, pues, un buen momento para acabar con esta injusticia histórica y, décadas después de que lo hicieran el resto de naciones europeas, homenajear a nuestros compatriotas que lucharon contra el nazismo. Ese es el motivo por el que hoy se ha presentado una web dedicada exclusivamente al mundo de la deportación española, www.deportados.es.

Un vídeo y una web para recordar
Para su lanzamiento, trece deportados ponen su voz y su rostro en un vídeo en el que rinden tributo a los más de 9.000 españoles que pasaron por los campos nazis y, especialmente, a los 5.500 que fueron asesinados en ellos. Se trata de los barceloneses José Alcubierre, Marcial Mayans, Cristóbal Soriano y Manuel Alfonso; el malagueño José Marfil; el murciano Francisco Griéguez; los cordobeses Virgilio Peña y Juan Romero; el gaditano Eduardo Escot; los cántabros Ramiro Santisteban y Lázaro Nates; además del ibicenco de origen alemán Siegfried Meir y el toledano, recientemente fallecido, Esteban Pérez.



70 años después de recuperar la libertad, todos ellos recuerdan aún su número de prisionero. A base de golpes y bajo amenaza de muerte tuvieron que aprender a pronunciarlo en alemán. Por eso, pese a contar la mayoría de ellos con más de 90 años, siguen sin poder olvidarlo. De los trece deportados que aparecen en el vídeo, Virgilio Peña estuvo internado en Buchenwald y el resto fueron prisioneros de Mauthausen y de su principal subcampo, Gusen; Siegfried Meir, antes de llegar a Mauthausen pasó por Auschwitz donde perdió a sus padres.

La web que se ha presentado hoy reúne una ingente cantidad de material e información relacionada con la deportación española. La mayor parte ha sido fruto del trabajo de investigación del periodista Carlos Hernández. Trabajo que ha plasmado en el libro Los últimos españoles de Mauthausen que acaba de publicar Ediciones B. En las distintas pestañas y secciones del portal, el visitante podrá encontrar centenares de fotografías actuales e históricas. Destaca especialmente el material cedido por los propios deportados y sus familiares: recuerdos, carnets, documentos, fotos… Igualmente importante es el número de documentos que se reproducen en la web: listados originales, elaborados por los SS, de los convoyes que llegaban al campo; extractos del libro de registro de Mauthausen; fichas originales de los prisioneros…

La sección más importante del portal tiene el nombre “Nuestros deportados”. En ella se recopilan las historias, recuerdos y testimonios grabados en vídeo de algunos de los supervivientes. También se recuerda a muchos otros prisioneros españoles cuyas familias han querido participar en este proyecto, aportando datos, fotografías y documentos de sus seres queridos.

Señalar a los culpables y homenajear a las víctimas
La web dedica un amplio espacio a hablar de los responsables políticos, militares y empresariales que contribuyeron de una u otra manera al sufrimiento de los prisioneros españoles. En ese escalafón, Franco, Hitler y Pétain ocupan el primer peldaño; por debajo de ellos se sitúan los empresarios alemanes y estadounidenses que se aprovecharon del trabajo esclavo de los deportados; y a continuación se sitúan otros líderes mundiales que prefirieron mirar para otro lado mientras millones de hombres, mujeres y niños morían en los campos de concentración nazis.

Los responsables de www.deportados.es afirman que el portal pretende ser un lugar de encuentro para conocer lo ocurrido y rendir tributo a esos miles de españoles que lucharon por nuestra libertad y pagaron un precio muy alto por ello.