El presidente del plasma ya no se esconde de los focos de los periodistas, como cuando eludía responder por sus grandes recortes o los casos Gürtel o Bárcenas. Rajoy prodiga ahora son imágenes suyas allá por donde pasa y si es rodeado de ciudadanos corrientes, mejor. Está ya en plena faena de las elecciones generales y se deja fotografiar mientras camina por la conocida Ruta de Pedra e da Agua, entre los municipios de Ribadumia y de Meis, en la provincia de Pontevedra,y con personas que va encontrando a su paso... Todo muy espontáneo.

Junto al marido de Ana Pastor
En su caminata por  la Ruta de Pedra e da Agua ha estado acompañado por José Benito Suárez, máximo responsable de la Autoridad Portuaria de Marín y esposo de la ministra Ana Pastor. Se les puede ver en esta foto de EFE a ambos con atuendo para la ocasión: bermudas, polos y zapatillas.



El presidente se ha dejado fotografiar, además, con personas que se ha ido encontrando a su paso y se lo han pedido y ha explicado a un grupo de turistas de Mallorca, que le han consultado, la mejor manera de conocer este paraje que a él le gusta recorrer cada verano y para el que reserva unas fechas.

Desayunando en un bar de Armenteiro
Rajoy ha contestado a otros transeúntes que le han preguntado si iría a la playa, dado que en la zona son muy bonitas, que casi con toda seguridad no, porque en este sábado soleado en el sur de la comunidad de la que es oriundo hay mucha gente, así como tampoco a las Fiestas de la Peregrina, en Pontevedra.



Tras el trayecto, hasta hemos podido ver al presidente desayunando en un bar de Armenteiro, zumo, tostada y café.  Lejos quedan ya aquellas odiosas imágenes de Rajoy tras un plasma o en aquellas ruedas de prensa en las que se prohibía a los periodistas preguntar. Así sí que da gusto.