Mar Esquembre, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Alicante y activista en defensa de la igualdad y los derechos de las mujeres Mar Esquembre, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Alicante y activista en defensa de la igualdad y los derechos de las mujeres



El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha avalado el informe policial que niega que Mar Esquembre, la profesora de la Universidad de Alicante, invitada por el PSOE a presenciar un sesión de control al Gobierno, fuera obligada a desvestirse ante dos policías antes de acceder al Hemiciclo. La oposición no está dispuesta a dar carpetazo al asunto: el PSOE ha pedido la destitución del comisario de la Cámara, mientras Izquierda Plural insiste en que el informe policial “es dudoso”.

La obligaron a quitarse la blusa y bajarse los pantalones
Los hechos ocurrieron el pasado 16 de octubre, una semana después de que tres activistas de Femen interrumpieran la sesión plenaria a pecho descubierto para protestar contra la reforma de la Ley de Aborto.

Mar Esquembre, profesora de la Universidad de Alicante y activista en defensa de los derechos de las mujeres, acudió al Congreso como invitada del Grupo socialista a presenciar la sesión de control al Gobierno y, según denunció ella misma en un artículo publicado en el diario Información de Alicante, fue retenida por dos mujeres policías que la obligaron a quitarse la blusa y bajarse los pantalones hasta los tobillos, quedándose en ropa interior, antes de autorizar su paso a la tribuna.

El informe dice que no hubo vejación
Presionado por la denuncia del Grupo Socialista, Jesús Posada encargó un informe al comisario jefe para aclarar lo sucedido. El resultado es un documento en el que se niega que el trato dado a la profesora haya sido diferente al del resto de invitados y que se le haya pedido que se quitara la ropa. El presidente del Congreso envió a todos los grupos parlamentarios el texto para ser tratado en la Junta de Portavoces, este martes. En un gesto insólito atendiendo a la gravedad de la denuncia de la profesora, Posada ha dado su aval al informe y comparte que “no hubo vejación o algo similar”, informa Europa Press.

El presidente del Congreso ha anunciado, no obstante, su intención de "protocolizar" tanto las normas de seguridad con los invitados que pasan por el Congreso, como el régimen de acceso a las tribunas.

El PSOE denuncia que se estaría dando un trato diferente a las mujeres
Pero la oposición no está dispuesta a que se zanje de esta manera el asunto. El PSOE considera que el informe es "claramente inaceptable" y denuncian que las mujeres pudieran estar recibiendo un trato distinto al que reciben los hombres, especialmente si se trata de invitadas de grupos de izquierda. Igualmente, insisten en que "el trato recibido por esta invitada fue inaceptable y claramente discriminatorio".

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha denunciado que no es la primera denuncia por problemas de seguridad y que “llueve sobre mojado”, así que su Grupo pide la destitución del comisario jefe.

IU insiste en que el informe "es dudoso"
Por la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), José Luis Centella, ha dicho que el informe es "dudoso" y se pregunta por qué, si no ocurrió nada, la profesora fue llevada a una salita antes de entrar en el hemiciclo. En su opinión, este asunto requiere de más aclaraciones y no se le puede dar "carpetazo" .

El PP admite que se requieren más explicaciones
Incluso el portavoz del PP, Alfonso Alonso, ha admitido que algunos puntos del informe policial requieren más explicaciones y entiende que todo lo que contribuya a aclarar los sucedido es "bueno".