Varias mujeres pro abortistas que asistían a la sesión de control al Gobierno como público han interrumpido el pleno del Congreso mientras intervenía el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardon, y han sido expulsadas después de que se hayan desnudado de cintura para arriba gritando: "aborto es sagrado". EFE Las tres activistas llevaban escrito en su pecho desnudo el "aborto es sagrado". EFE



La sesión de control al Gobierno ha sido interrumpida por tres activistas pro aborto cuando, durante la comparecencia del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, se han despojado de sus camisetas y se han encaramado a la barandilla de la tribuna de invitados al grito de "¡el aborto es sagrado!". Las tres mujeres pertenecen a la organización feminista internacional Femen, de origen ucraniano cuyas activistas muestran sus pechos desnudos en las protestas para combatir el machismo.

Gallardón sorprendido por el aplauso de IU...
Minutos después, las tres mujeres han sido expulsadas y se ha reanudado la sesión. Al recuperar la palabra, Gallardón ha aprovechado el incidente para criticar la actitud de IU que ha aplaudido el "grito imposible" de estas mujeres.

...y Cayo Lara lo reivindica
Poco después subía a la tribuna el líder de IU Cayo Lara, quien justo antes de exponer su pregunta al ministro Montoro, reivindicó la protesta a favor del aborto: "En un Parlamento donde se aplauden medidas crueles contra gente que sufre mucho, nadie debería extrañarse que alguien pueda aplaudir una protesta por el derecho al aborto de las mujeres".

Puestas a disposición judicial
Las jóvenes han sido puestas a disposición judicial por alteración del Pleno del Congreso. Una de ellas es Lara Alcázar, líder del movimiento Femen en España.  Según fuentes parlamentarias, estas feministas no habían sido invitadas por nadie para asistir al pleno como público, sino que habían acudido por el llamado "turno libre" por el que cualquier ciudadano puede solicitar estar presente durante las sesiones plenarias.