Mar Esquembre, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Alicante y activista en defensa de la igualdad y los derechos de las mujeres Mar Esquembre, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Alicante y activista en defensa de la igualdad y los derechos de las mujeres



Justo una semana después de la protesta de FEMEN, la profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Alicante y conocida activista a favor de la igualdad de las mujeres, Mar Esquembre, fue obligada a quedarse en ropa interior para acceder al Congreso de los Diputados y someterse a un "cacheo integral". Así lo ha denunciado ella misma en un artículo escrito en el diario Información de Alicante, donde colabora habitualmente.
"Me metieron en un cuartito adjunto y esa policía, acompañada de otra, me pidió que me desnudase. Sí, como lo leen. Decidí colaborar, a pesar de la gravedad del asunto, pues un cacheo allí se hace con la finalidad de comprobar que no portas armas u objetos peligrosos, pero no requiere despojarse de la ropa. Sólo ataviada con el sujetador de cintura para arriba, me pidieron que me sacase los pantalones. Les advertí que llevaba el tanga más feo del mundo, pero ni por esas. Me bajé los pantalones hasta los tobillos y, aunque no lo exterioricé, me sentí profundamente humillada.

Esta sensación no hizo más que agravarse cuando una de las dos policías me acompañó a la tribuna y tomó asiento a mi lado durante la media hora que permanecí allí. Hacía una semana exactamente que desde ese mismo lugar las activistas de Femen habían reivindicado el derecho al aborto con sus torsos pintados. No puedo evitar sospechar que fui investigada previamente. Las mujeres que defendemos pacíficamente nuestros derechos somos, por lo visto, peligrosas. Y creo por ello fui tratada como una delincuente aun sin haber cometido delito alguno.

Al día siguiente Ana Botella y Rita Barberá ocuparon esa misma tribuna, pero no creo que pisoteasen sus derechos fundamentales a la integridad moral y a la intimidad como lo hicieron con los míos. Que yo sepa, la Constitución sigue vigente, así que voy a denunciar al responsable: el presidente del Congreso".

Queja ante Posada y denuncia
Esquembre ha denunciado los hechos ante la Justicia. En concreto ha presentado un escrito de queja al presidente del Congreso, y denunciado a las dos policías y al máximo responsable de la Cámara que supuestamente había determinado las medidas de control.

Discriminación preventiva que recuerda al franquismo
Según explica el diario Información, la indignación en la Universidad de Alicante por lo sucedido fue unánime. Consideran el trato de "escandaloso" y "absolutamente desproporcionado". El también experto en Derecho Administrativo Gabriel Real cree que estamos ante una "discriminación preventiva absolutamente inaceptable" y asegura que le recuerda a la ley de vagos y maleantes de la época franquista "que te marcaba por meras sospechas o denuncias anónimas".

Ella sí, él no
Compromís y el PSOE han remitido al Congreso su protesta. La diputada socialista Carmen Montón ha denunciado asimismo que ese mismo día un hombre entró al palco de invitados y no fue cacheado.

Un vergonzoso abuso de poder
Por su parte, Joan Baldoví ha anunciado que preguntará en el Congreso por las razones de esta actuación y si existe relación con su trayectoria en defensa de la igualdad de las mujeres. "El feminismo no es un delito, sino un movimiento que defiende la igualdad entre mujeres y hombres, un derecho que el Gobierno de Mariano Rajoy parece dispuesto a socavar si tenemos en cuenta muchas de las políticas que está llevando a cabo y que desde Compromís seguiremos denunciado", subrayó Joan Baldoví ante lo que considera un "vergonzoso abuso de poder".

Posada cree que normalmente la Policía adota medidas "muy proporcionadas"
El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha dicho esta mañana a los periodistas que ha remitido la denuncia a los servicios de la Cámara y al comisario para que le den explicaciones de lo ocurrido. En declaraciones a los periodistas, ha asegurado que, por norma general, las medidas que adopta la policía que está al cargo de la seguridad del Congreso han sido siempre "muy proporcionadas" y, de hecho, él prefiere que sea así -ha subrayado-, aunque puedan producirse algún percance aislado.

Fuentes parlamentarias han confirmado a Efe que el asunto se ha tratado en la Junta de Portavoces y Posada se ha comprometido a llegar hasta el fondo de la cuestión.