Antonio Miguel Carmona, líder del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, ha aprovecha la primera junta de portavoces del Consistorio para reclamar que se le dé a la plaza Vázquez de Mella el nombre de Pedro Zerolo, recientemente fallecido. Aunque en un principio no ha tenido respuesta, Ahora Madrid ha adelantado desde su cuenta de Twitter que una plaza de la capital llevará el nombre del activista por los derechos LGTB, aunque no ha especificado cuál.

Carmona ha cumplido la promesa que hizo en el velatorio de Zerolo, donde adelantó que pediría en el Ayuntamiento de Madrid que la plaza Vázquez de Mella, una de las principales del barrio de Chueca, cambiase su nombre por el de Pedro Zerolo.

Una plaza con su nombre
El socialista ha mostrado su esperanza de que todos los grupos políticos del Consistorio se sumen a la idea, pero el equipo de Gobierno no ha contestado nada todavía. Sin embargo, desde la cuenta en Twitter de Ahora Madrid, el partido de Manuela Carmena, han adelantado que, al igual que la bandera Arcoiris ondeará en el Ayuntamiento, "una plaza de la ciudad llevará su nombre", aunque no han especificado si será Vázquez de Mella.

80.000 firmas
Además, ayer se superaron las 80.000 firmas en Change.org que apoyaban la iniciativa de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y el colectivo COGAM que pedían desde su fallecimiento también que Vázquez de Mella pase a ser la plaza de Pedro Zerolo. La recogida de firmas en la web Change.org se acompaña de un escrito al Ayuntamiento de Madrid en el que se destaca el activismo de Zerolo en la defensa de los derechos humanos en general, y de los derechos del colectivo homosexual en particular, y se pide que la ciudad de Madrid dé su nombre a una plaza, "porque Pedro es ya todo un símbolo".

Vázquez de Mella ya tiene calle
Para ello, también se propone la neurálgica plaza de Vázquez de Mella, puerta de Chueca a la Gran Vía, y se argumenta que este personaje histórico "también dispone de una calle situada en el distrito de Ciudad Lineal". De ahí la petición al consistorio para que "cambie el nombre de este espacio precisamente en el histórico barrio de Chueca, para recordar a Pedro y con él a tantas personas cuya vida ha sido entregada a la defensa de los derechos humanos".