“Se acabaron las mayorías absolutas, se acabaron las mesas desde las que un partido en el gobierno dominaba el hacer diario de la Cámara”. Así de contundente ha presentado Albert Rivera el acuerdo entre su partido, PSOE y PP para repartirse los nueve cargos de la Mesa del Congreso.

El líder de Ciudadanos ha dicho en rueda de prensa que con este acuerdo se asegura “una separación de poderes de verdad” ya que la “nueva Mesa asegura que los cuatro principales partidos tengan la palabra” en la labor parlamentaria. Rivera además se ha presentado como la bisagra que ha hecho posible el acuerdo, al reunirse por separado con el Partido Popular y el PSOE.

Sin Podemos
Albert Rivera también ha afeado a Podemos no haberse sumado a este acuerdo asegurando que “no va a estar condicionado porque Podemos tenga cuatro grupos parlamentarios. El líder de Ciudadanos deja la puerta abierta a la suma a última hora del partido de Pablo Iglesias pero le recuerda que “este acuerdo asegura que el reglamento de la Cámara no va a estar a favor de nadie”.

Reforma del reglamento
A este respecto, Rivera también ha anunciado que se inicia una “nueva etapa política con nuevas formas y grandes acuerdos” y se ha marcado como uno de sus primeros objetivos la reforma del reglamento del Congreso para hacer “más dinámica” la labor parlamentaria, no impedir comisiones de investigación y poner límites a las tramitaciones de leyes y propuestas.

El líder de Ciudadanos espera que el reglamento “se adecue a los tiempos que corren” pero siempre apostando por la transparencia en todos los ámbitos de la Cámara Baja.