Protesta de trabajadores de Liberbank



De los 15 miembros que tiene el Consejo de Administración de Liberbank, banco fruto de la fusión de las extintas cajas de ahorro de Extremadura, Cantabria, Asturias y Castilla-La Mancha (la manchega fue absorbida por la asturiana tras su intervención por el Banco de España en marzo de 2009), siete son designados por las fundaciones de esas desaparecidas entidades de ahorro, que cuentan con el 45,6% accionarial del citado banco y cuyos patronatos, a su vez, son elegidos entre las entidades fundadoras (diputaciones y ayuntamientos) y gobiernos autonómicos, principalmente, además de otras asociaciones de carácter socio-cultural. O lo que es lo mismo, si los presidentes socialistas de Castilla-La Mancha, Extremadura y Asturias, junto al regionalista de Cantabria (Gobierno sustentando por el PSOE), Emiliano García-Page, Guillermo Fernández Vara, Javier Fernández y Miguel Ángel Revilla, respectivamente, quisieran, el actual consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, dejaría de serlo. Pero ahí está, a pesar de ser contestado, criticado y cuestionado desde todos los frentes sindicales y políticos, salvo del PP, con cuya secretaria general, María Dolores Cospedal, guarda grata amistad, como lo prueba que su esposo, Ignacio López del Hierro, cobrara (o cobra; hay dudas) 7.000 euros mensuales del banco “por no hacer nada”, como denunció CC OO ante los juzgados cántabros. Denuncia, hoy por hoy, pendiente de admitir a trámite, como informaba ELPLURAL.COM hace unos días.

“¿Por qué ningún presidente mueve ficha?”
Fuentes de Liberbank al ser preguntadas por las razones que llevan a estos presidentes a no tomar la decisión de relevar a Menéndez del cargo por su más que ensayada proximidad al PP de Cospedal, aseguran que el actual consejero delegado llegó hasta donde “llegó gracias al PSOE; entre otros, gracias al actual presidente de Asturias, Javier Fernández, y no podéis olvidar que la Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Asturias controla el 66 por ciento del accionariado de Liberbank”, añaden, “en román paladino, los asturianos son dueños y señores de Liberbank (Extremadura tiene el 20% y Cantabria, el 14%.), e incluso tienen derecho de veto en caso de que se presente a una OPA sobre Liberbank”, lo que significa que las fundaciones extremeña y cántabra no podrán vender acciones, si el 50 por ciento del accionariado lo rechaza, “es decir, la Fundación Bancaria de Asturias, que, por cierto, preside también Manuel Menéndez”, nos comentan con sorna y nos recuerdan que sólo en la mano del presidente del Principado de Asturias está el futuro del amigo de Cospedal.

María Dolores de Cospedal con Manuel Menéndez



Objetivo: Desmantelar la Fundación CCM
Sindicato que acusa directamente a Manuel Menéndez de buscar la desaparición de la Fundación CCM, propietaria del 25% del Banco CCM y por tanto de Liberbank. El caso es que la Fundación, presidida por un exviceconsejero del Gobierno de Cospedal, ha presentado un ERE para poner de patitas en la calle a la práctica totalidad de sus trabajadores y dar portazo a sus destacados centros culturales repartidos por toda Castilla-La Mancha y que hasta no hace mucho eran el principal motor socio-cultural de la región. En este sentido, CC OO denuncia que el Patronato sólo cuenta con seis de los 12 miembros recogidos en sus estatutos, ya que ni las Cortes castellano-manchegas, ni las diputaciones, ni las entidades sociales de la región han tenido ocasión de designar a sus representantes. De ahí que el sindicato denuncie que el ERE se ha promovido por una minoría de un Patronato inconcluso y comprendido por “media docena de personas que mayoritariamente accedieron al mismo por voluntad del Partido Popular y que han actuado sin dar ocasión a las entidades fundadoras ni a las asociaciones sociales de CLM a designar a los seis representantes a los que tenían derecho”, asegura Carlos Genillo, responsable de CC OO en Liberbank, para posteriormente matizar que: “Consideramos responsable de la situación al Grupo Liberbank, que declaró a 30 de junio de este año unos beneficios de 125 millones y que no tiene ningún empacho en cargarse la Fundación CCM, propietaria del 25% del Banco CCM; participación de la que en estos momentos está tratando de apropiarse el Grupo Liberbank”, advierte.

Menéndez no toca el resto de fundaciones
A Carlos Genillo no sólo le asiste la verdad, la lógica y la racionalidad, también las comparaciones con el resto de las fundaciones de las entidades de ahorro fusionadas, que funcionan a la perfección y cumplen con el cometido para las que fueron creadas. Sólo a modo de ejemplo, el teatro de la Fundación Caja Cantabria, en Santander, acogió el ciclo Talía, con seis compañías, que ofrecieron 18 representaciones entre el pasado 23 de julio y el 29 de agosto, y con la presencia, entre otros, de Alberto San Juan, el Brujo, Arturo Fernández, Ana Obregón, Josema Yuste… Por su parte, la Fundación Bancaria Caja de Extremadura colabora con 125.000 euros para la realización de un total de 113 proyectos del programa Sonrisas de ayuda a entidades sociales en Extremadura, dentro de su finalidad de seguir apostando por el desarrollo económico y social de la región. Y ya si hablamos de la fundación asturiana, entonces, nos salimos del mapa cultural: becas para artistas, conciertos en el centro Cultural Cajastur San Francisco de Oviedo, teatro, exposiciones…programación que choca, y de qué forma, con la castellano-manchega, que brilla por su ausencia, y ahora más que nunca cuando desaparezca definitivamente, según denuncia CC OO.