Imagen colgada en el FB de Francisco Nicolás Gómez Iglesias durante la recepción con motivo de la proclamación de Felipe VI Imagen colgada en el FB de Francisco Nicolás Gómez Iglesias durante la recepción con motivo de la proclamación de Felipe VI



Javier Ayuso, director de Comunicación de la Casa Real desde marzo de 2012 hasta finales de julio de 2014, acusa al pequeño Nicolás de intentar involucrar “con mentiras y medias verdades” a Zarzuela, La Moncloa y el CNI en sus peripecias. “Historia de un caradura”, es el titular del artículo que Ayuso publica este lunes en El País y en el que relata cómo fueron los últimos hechos que llevaron a este joven a caer en su propia trampa.

Ribadeo
Ayuso cuenta que la primera vez que oyó hablar de Francisco Nicolás Gómez Iglesias fue el pasado mes de agosto. Le llamó Jorge Cosmen, máximo ejecutivo de Alsa. “Me llamaba para contarme que había estado comiendo en Ribadeo con un personaje raro que decía que trabajaba para la Casa Real y la vicepresidencia del Gobierno. Era el pequeño Nicolás”.El empresario le dijo que un conocido suyo le había pedido recibir a este chico.

La directora de Gabinete de la vicepresidenta fue avisada
En agosto, según narra el exjefe de Comunicación de Zarzuela, María Pico, directora de Gabinete de la vicepresidenta del Gobierno fue avisada de las actuaciones del pequeño Nicolás y se lo comunicó a Saénz de Santamaría, quien ordenó ponerlo en conocimiento de la Policía.

Llamó al joven para advertirle de que cometía un delito
María Pico llamó directamente al pequeño Nicolás por teléfono y le preguntó si trabajaba para la Vicepresidencia del Gobierno. “Él dudó, titubeó, farfulló un sí, y enseguida preguntó quién estaba al otro lado de la línea. Cuando María se identificó y le advirtió de que lo que estaba haciendo era un delito, Nicolás, reculó y empezó a explicar que solo tenía 20 años y que él nunca había suplantado ninguna identidad”.

El pequeño Nicolás habló por teléfono con el Rey pero...
Sobre la supuesta relación con la Casa Real que el joven vendía, Ayuso explica que se las ingenió para conseguir el teléfono del Rey Juan Carlos y le llamó para pedirle una audiencia. “Don Juan Carlos cogió el teléfono y él le dijo quien era y que quería tener una audiencia privada con él, a lo que el Rey contestó educadamente que le llamarían de su secretaría”. Le llamó Alfonso Sanz Portolés que le recomendó que hiciera una petición formal, pero el joven nunca la envió.

Su presencia en la proclamación de Felipe VI
Respecto a la polémica asistencia de Nicolás a la recepción en el Palacio Real en la proclamación de Felipe VI, Ayuso aclara que nunca fue invitado, sino que asistió acompañando a la empresaria Catalina Hoffman, aunque ésta lo haya negado.

Fue también marqués
Ayuso desvela otra de las peripecias del pequeño Nicolás, en el balcón de Ayuntamiento de Pinto en el homenaje al ciclista Alberto Contador, donde participó diciendo que era el Marqués de Togores y ayudante de la Oficina de la Vicepresidencia del Gobierno. Según precisa, el personaje del Marqués de Togores lo había venido utilizando durante meses para colarse en el elitista Club Puerta de Hierro de Madrid e impresionar a los que invitaba a almorzar.

El joven cayó en su propia trampa, tras la denuncia de Javier Martínez de la Hiruela, que le acusó de estafarle 25.000 euros en el intento de venta de una finca en Toledo valorada en 15 millones de euros y que llevo a la detención del joven.

El contacto del joven con el CNI
Javier Ayuso explica cómo el joven pudo conocer detalles del CNI. “En el Centro Nacional de Inteligencia niegan cualquier colaboración con este personaje y solo confirman que Nicolás estuvo en septiembre de 2013 en sus oficinas en Aravaca acompañando a un empresario de la firma de eventos Executive Forum, para invitar al director Félix Sánz Roldán, a un desayuno; invitación que no fue aceptada. En el Centro piensan que Nicolás utilizó esa visita para fijarse en las oficinas y dar detalles que le sirvieran para ejecutar luego sus engaños”.

100.000 euros por la entrevista en Telecinco
Ayuso recuerda que el pequeño Nicolás no para de amenazar al CNI, Moncloa y la Casa Real de desvelar información que les comprometería. “El sábado lo repitió 10 veces en su entrevista en Telecinco, mientras circulaba la noticia de que la productora Mandarina le había pagado 100.000 euros por su participación en el programa”, escribe el exresponsable de Comunicación de Zarzuela. Las tres instituciones afectadas -añade- lo “han desmentido rotundamente” y, en particular, la vicepresidenta “afirma que no le ha visto en su vida”, por lo que ahí, en su opinión, “debe acabarse la historia”.