La entonces Princesa Letizia con la imputada. Foto: Tiempo



“El Tribunal Supremo ha admitido a trámite la querella presentada por la Fiscalía contra Juliana Fernández-Cueva, senadora del PP y alcaldesa de Corral de Almaguer (Toledo), por un delito de prevaricación administrativa presuntamente cometido al archivar cuatro expedientes incoados en materia de seguridad vial, por conducir de forma temeraria, bajo los efectos del alcohol o sin cinturón, que suponían la pérdida de puntos”. Comunicado del Alto Tribunal del pasado 3 de julio informando que investigará a alcaldesa toledana que se enfrenta a hasta 15 años de inhabilitación para cargo público, convirtiéndose así en la primera senadora que siendo imputada por el TS se niega a dejar su escaño, ya que sabe que cuenta con el apoyo expreso de la secretaria general del PP y presidenta de esta formación en Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, que, una vez más, utiliza dos varas de medir a la hora de pedir responsabilidades políticas a sus correligionarios, a los que trata sin misericordia y sin miramientos si son valencianos, mientras que a los castellano-manchegos los mima y acoge bajo su paraguas protector, como es el caso también de su gerente en la región, José Ángel Cañas, imputado en la supuesta mordida de los 200.000 euros entregados por Sacyr para financiar la campaña de Cospedal en 2007, y que ha sido premiado recientemente por la lideresa nombrándole administrador electoral en los pasados comicios del 24-M.

Cospedal eligió a Juliana para posar con Letizia
Y cuando decimos que Cospedal acoge bajo su paraguas protector a la imputada alcaldesa y senadora del PP, no nos confundimos un ápice, ya que, además de ser “íntimas” y una de las mujeres de su confianza, fue la todavía secretaria general la encargada de elegir personalmente a la mujer que la Casa de los entonces Príncipes de Asturias solicitó a los populares, al igual que a los socialistas, para a propuesta del semanario ‘Tiempo’ celebrar el cuarenta cumpleaños de Letizia de una forma muy especial, reuniendo en La Zarzuela a doce mujeres de su generación y compartiendo con ellas experiencias comunes, según fuentes del PP consultadas por ELPLURAL.COM. Dicho y hecho: Cospedal envió a Juliana Fernández-Cueva, sin que la Casa Real supiera que en esa época ya quitaba multas a determinados vecinos de Corral de Almaguer (5.600 habitantes), pueblo, como decimos, del que es regidora desde 2007.

La foto de la que presumió la alcaldesa
Los fotógrafos de Tiempo realizaron un excelente trabajo, tomando multitud de fotografías de las doce elegidas en compañía de Felipe y Letizia (Inma Shara, directora de orquesta; Noelia Fernández, vicepresidenta de Yahoo; Laia Marull, actriz; Eugenia Rico, escritora; Concha Buika, cantante; Conchita Martínez, tenista; Carmen Belén Molina, profesora de Ingeniería Química; Montserrat Martí Caballé, soprano; Gema Gallardo, presidenta de ONG; Teresa Sanjurjo, directora de la Fundación Príncipe de Asturias; y las senadoras María Elena Diego y Juliana Fernández Cueva, del PSOE y PP, respectivamente), instantánea utilizada por la alcaldesa popular para presumir ante los suyos y, sobre todo, ante sus vecinos y electores, que en las elecciones del pasado mayo volvieron a depositar masivamente su confianza en ella (47,96%).

La senadora “quitamultas”
Un año después del posado de las fotos en La Zarzuela de la publicación de las fotos en Tiempo,  la alcaldesa y senadora ordenó retirar multas impuestas por la policía local, cuyos componentes se negaron a suspender la sanción, para evitar que los infractores perdieran puntos en el carnet de conducir. Hechos recogidos en el decreto del 9 de septiembre de 2013 al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM (ver decreto de la Alcaldía). Documento que ha servido al fiscal para considerar que Fernández-Cueva actuó “con la clara intención de favorecer a los sancionados y contraviniendo lo legalmente establecido” en la ley de seguridad vial. De ahí que del auto se desprenda que pueden ser constitutivos, “al menos indiciariamente”, de un delito de prevaricación administrativa, recoge el comunicado del Tribunal Supremo, al mismo tiempo que nombra instructor al magistrado José Manuel Maza Martín para investigar los hechos denunciados en la querella del fiscal.

Francisco Granados, con la alcaldesa y Cospedal. Foto: Junta de Castilla-La Mancha



Amiga del presidiario Granados
Pero la foto con su “amiga” (que sepamos ha estado una sola vez con ella, aunque el entorno de la alcaldesa fomenta esta ficticia relación) la reina Letizia parece que no le ha traído suerte a Juliana Fernández-Cueva, que lejos de ampliar su influencia comenzó a estar señalada por su declarada amistad (aquí sí es verdad) con el que fue compañero de escaño en el Senado y en la actualidad encarcelado por ser el cabecilla de la trama corrupta Púnica, Francisco Granados, quien no dudó ni un momento en acudir en mayo de 2013 a la fiesta principal de Corral de Almaguer como invitado VIP de la alcaldesa, compartiendo protagonismo con la secretaria general del PP y presidenta por aquel entonces de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, amiga igualmente del hoy apestado exsecretario general de PP madrileño presidido todavía por Esperanza Aguirre.

Chaves y Griñán, sí; Fernández-Cueva, no
Sea como sea, es difícil entender que la alcaldesa de Corral de Almaguer mantenga todavía su escaño en el Senado, mientras que los socialistas Griñán y Chaves fueron el centro de la diana del PP, IU y, sobre todo, de Ciudadanos, cuyo líder, Albert Rivera, sacó pecho y se atribuyó la renuncia a su escaño en la Cámara Alta del expresidente andaluz. Sin embargo, C’s guarda silencio en Castilla-La Mancha y olvida que cargos públicos del PP de la región están imputados por distintos supuestos delitos, lo que no impide al partido naranja prestar su apoyo a los alcaldes “populares” de Albacete, Cuenca y Guadalajara. Y es que hay imputados de clase “A” e investigados de clase “B”. Hasta ahí podíamos llegar.