A José María Aznar no le hace falta abuela. Para los halagos 'ciegos' ya tiene... esposa. Este lunes se publica con la alcaldesa de Madrid una entrevista en el diario Expansión donde Ana Botella no oculta su debilidad por 'Josémari', que es como al expresidente se refiere ella.

"Ni me planteo" lo que Aznar ha influenciado en su carrera
Le preguntaron: "¿Piensa que es el mejor (Aznar) presidente que ha habido en democracia". Y Ana Botella, quizás lógicamente, ni lo duda: "Sin duda. Hasta ahora sí". Y luego entra ya en su peculiar y conocida 'claridad' para 'discurrir' mensajes: "En ocho años, las obras hay que verlas en su conjunto, y sobre todo hay que remitirse a unos datos en concreto; cuántos trabajadores había cuando llegamos; cuál era nuestra posición en el mundo cuando llegamos y luego, la entrada en el euro, las negociaciones".

 

Famaztella, un matrimonio que es mucho más.., que es una empresa Famaztella, un matrimonio que es mucho más.., que es una empresa



Como se ve utiliza la alcaldesa el plural mayestático a la hora de las valoraciones y habla de "cuando llegamos", quizás se refiera a "famaztella", la sociedad económica que forman Aznar y Botella, pero luego se resiste a que se valore el papel de su marido en su carrera. "¿...que José María Aznar sea su marido le ha ayudado o dificultado...?", le preguntan, y responde desde la dignidad: "Eso ni me lo planteo", antes de inmediatamente 'cambiar de tema' para colocar su 'mensaje' aunque pudiera parecer que no venía a cuento:  "Si hay algo de lo que estoy orgullosa es de mi marido. Las políticas de mi marido han sido las que trajeron mayor progreso a este país...", y así.

Eso sí, quien piense que vamos a volver a 'tener la suerte' de que nos gobierne José María Aznar, que se siente y espere al parecer, porque cuando le preguntaron si "España se beneficiaría de su regreso a la política", su respuesta parece no dejar lugar a dudas: "Eso no se lo ha planteado nunca".

Intercambio de 'recaditos' con Nacho González
Igual que ella, que tampoco, al parecer, se ha planteado lo suyo. Lo de ser candidata. "De verdad que no lo tengo pensado", dice, antes de explicar que si no lo ha hecho ("le doy mi palabra") es porque no está la cosa para esas 'trivialidades': "Creo que estamos en un momento tan especial, que me requiere tanto trabajo que no debo ponerme a pensar en ello". Los ciudadanos "no entenderían que estuviéramos en esa dinámica", remata.

Si no se presentara, por cierto, Ana Botella se convertiría en la alcaldesa a la que nunca pudieron votar y dar su opinión sobre su gestión los ciudadanos. Igual, por cierto, que el otro responsable de Madrid, el presidente de la Comunidad Ignacio González. Para quien también tiene, por cierto, recadito. Le recuerdan en la entrevista que González ha dicho que "le gustaría ir acompañado en las elecciones con quien pudiera aportar más votos" ¿Se ve como esa candidata? Ana Botella, que se lleva 'regular' con todo el 'aguirrismo' no duda: "A mí también me gustaría. Todos tenemos que ir acompañados de quien pueda ganar".