[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"42009","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-370555","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"370","alt":"El rey Felipe VI (i) posa con el presidente del Congreso, Patxi L\u00f3pez, a quien ha recibido en el Palacio de la Zarzuela para que le facilite la lista de representantes designados por los grupos pol\u00edticos con presencia en el Congreso antes de iniciar el mi\u00e9rcoles una nueva ronda de consultas para designar un candidato a la presidencia del Gobierno. EFE"}}]] El rey Felipe VI (i) posa con el presidente del Congreso, Patxi López, a quien ha recibido en el Palacio de la Zarzuela para que le facilite la lista de representantes designados por los grupos políticos con presencia en el Congreso antes de iniciar el miércoles una nueva ronda de consultas para designar un candidato a la presidencia del Gobierno. EFE



El rey ha recibido en la tarde de este lunes al presidente del Congreso, Patxi López, quien le ha facilitado la lista de representantes de las formaciones con presencia en la Cámara Baja que se reunirán con el monarca en la segunda ronda de consultas, que comenzará a partir del miércoles, con la intención de encontrar un candidato a la investidura.

Sin papel o documento alguno visible ante las cámaras, López se ha reunido con el rey en el Palacio de la Zarzuela para informarle de que deberá reunirse con 15 formaciones políticas, todas menos ERC y Bildu que, por segunda vez, han vuelto a decidir darle platón.

El pasado viernes, Felipe VI optó por abrir esta semana una segunda ronda de consultas políticas después de que Mariano Rajoy declinara, de momento, ser candidato a la Presidencia del Gobierno. Acto seguido el rey le comunicó a López la decisión de Rajoy.

Ya en rueda de prensa, del líder del PP explicó que declinaba el ofrecimiento del rey porque "en este momento" no cuenta con los apoyos necesarios para ser investido por el Congreso, aunque no por ello renuncia a intentarlo más adelante. Así, forzaba la apertura de una segunda ronda de contactos.

La Casa del Rey habrá de convocar ahora formalmente en la Zarzuela, en una fecha y a una hora concreta, a cada uno de los representantes de las formaciones parlamentarias que estén dispuestos a participar en esta nueva ronde de consultas.

Sin ERC y Buldu, otra vez
Por segunda vez ERC no acudirá a la llamada del rey. Al igual que la semana pasada, el partido ha supeditado su asistencia a que el monarca, previamente, hubiese atendido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y recibido a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

Una vez iniciada la ronda, a la negativa de ERC se sumó la de EH-Bildu, cuyos militantes acordaron en asambleas que no acudiera a la Zarzuela la diputada Marian Beitialarrangoitia -a quien se esperaba para el día siguiente-, porque no se sentían representados por una Monarquía que consideran "antidemocrática". Una posición que siguen presentando.

Según explicaron, la monarquía “es garantía de las épocas más oscuras” y tiene la “misión clara” de “cerrar el camino a los pueblos que libremente quieren decidir su futuro”. Por ello, piden al rey que deje de “negar sus derechos a los vascos” y que “no rompiera más” la “soberanía” vasca. “No nos reuniremos con el Rey de España porque no quiere ni ver ni oír la voluntad de todo un pueblo”, explicaron la semana pasada.