Internet dice adiós a Rajoy. Twitter ha despedido a uno de los personajes que más juego ha dado a esta red social. Mezcla de momentos 'Lynchianos' y lisérgicos con la típica 'pachorra' marianista han ido definiendo el paso del ya expresidente del Gobierno. Cómo olvidar su "es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde" o "lo que hemos hecho es engañar a la gente”, dos de las tantas grandes citas de don Mariano Rajoy Brey.

Es que Rajoy es muy español y mucho español. ¿Qué hacer mientras toda España está pendiente de tu decisión? ¿Dar la cara y aceptar de la manera más digna tu adiós como presidente del Gobierno? Irte al bar es, obviamente, la mejor opción posible.

Nadie sabía dónde se encontraba el hombre de la semana. Las informaciones apuntaban a Moncloa, pero no era el lugar indicado para encontrarle. Ya, sustituido por un bolso, supimos que Mariano “no estaba muerto (no, no), estaba de parranda”.

A partir de ahora Rajoy tendrá tiempo para disfrutar de sus dos verdaderas pasiones: el ciclismo y el fútbol. En apenas dos semanas comienza el Mundial de fútbol y una antes, el Tour de Francia. Al final, Rajoy ha tenido suerte.

Eso sí, la marcha de Rajoy del Ejecutivo fue parcialmente eclipasada por Zinedine Zidane. El anuncio de que el francés abandonaría el Real Madrid, a diferencia de la marcha de Mariano, fue imprevisto. ¿Qué le habrá dolido más a Rajoy; su destitución o la del astro francés? 

El final de Marianismo ha llegado. El hombre pegado a un 'Marca' nos deja, pero siempre nos quedará su legado.