Tras la derogación de la doctrina Parot por parte del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo no han faltado reacciones airadas en la caverna mediática. Uno de los periodistas que no podían faltar a este aquelarre ha sido Federico Jiménez Losantos, que ha tachado al tribunal de "chiringuito judicial". Una opinión que no debía tener en 2010, cuando acudió a estos jueces alegando que los tribunales españoles vulneraron su derecho a la libertad de expresión cuando le condenaron por injurias al entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

Fue en El Intermedio de La Sexta donde se hicieron eco de esta paradoja. El polémico locutor usó los micrófonos de su programa para expresarse así a la sentencia sobre la doctrina Parot:"Es el caso Faisán, pero en Estrasburgo. En lugar de ser un bar, pues es un chiringuito judicial. Alto tribunal, altísimo tribunal, lo llaman la gran sala... Tampoco hay que exagerar".












"Difícil de creer"
Dani Mateo señaló que le resultaba "difícil de creer que un tribunal con 60 años de experiencia que representa a toda Europa y que no vende frigopiés sea un chiringuito. Es más, seguro que el propio Losantos no se lo cree porque si se lo creyera no hubiera presentado el 10 de septiembre de 2010 este recurso ante el propio tribunal de Estrasburgo".

Recurso de Losantos
Se trata de un recurso de "Federico Jiménez Losantos contra España" en el que el locutor alegaba que los tribunales españoles habían vulnerado su derecho a la libertad de expresión cuando fue condenado en 2009 por injurias contra Gallardón. "Losantos también ha recurrido a lo que él denomina 'el chiringuito'. Seguro que fue a poner el recurso en chanclas, porque él es así".