Drag Queen o no, las de Madrid no han sido los primeros desfiles en los que una mujer ha ejercido como ‘reina maga’ o ha tenido un papel relevante en la representación de la Adoración de los Reyes Magos al niño Jesús. 

Ya en 2015, el Partido Popular calificó prácticamente como un ‘sacrilegio’ que Carmena apoyara que mujeres participaran en este festejo en diferentes distritos de la capital, como fue el caso de Ciudad Lineal.

“Soy partidaria de la paridad, pero no de las paridas”, afirmó muy crítica en su día la entonces portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre. También en su perfil de Twitter, la exlideresa del Partido Popular lanzó el siguiente mensaje: “La Navidad se celebra en todo el mundo. Quienes quieren acabar con tradiciones cristianas hacen cosas que molestan más cuando afectan a niños”. 

Desde entonces, la derecha política y mediática mira con lupa la presencia de mujeres en los tradicionales desfiles del 5 de enero. Sin ir más lejos, esta misma semana el PP criticaba que una edil de IU se disfrazase de rey Baltasar en la cabalgata de Valdemoro (Madrid) lamentando la "politización al más puro estilo Carmena" que supuestamente ha sufrido la organización del evento en esta localidad madrileña gobernada por el PSOE.

El papa y su 'reina maga' 

Pero no fue Carmena, el PSOE o Ahora Madrid los primeros en recurrir a mujeres para representar a uno de los tres Magos de Oriente. De hecho, hasta el propio papa Francisco incluyó en 2016 a una 'reina maga' en la misa de Año Nuevo del Vaticano.

 Ya en su día, la decisión del Papa de contar con una niña para representar a uno de los Reyes Magos -que fueron los encargados durante la homilía de acercar al Papa las "ofrendas" que, según la Biblia, portaban los magos: oro, incienso y mirra-, fue muy comentada en las redes sociales. ¡La que está liando Carmena!” o “estos del PP son mas de Lefebvre” fueron algunos de los comentarios más aplaudidos en Twitter.