Mato ha defendido que los ciudadanos van a querer "darle una oportunidad a su futuro" y, por ello, van a apoyar el cambio político, aunque "algunos traten de que haya movimientos en las calles". Durante un encuentro informativo organizado por La Razón recogido por Europa Press, la popular ha justificado esa postura diciendo que si ganan las elecciones encontrarán una situación muy difícil y conseguirán que España "salga adelante".

Respetar las prestaciones para "los más desfavorecidos"
Para ello, Mato únicamente anunció que el PP pretende "recortar" en "todo lo que no es imprescindible y "mantener" lo que es "necesario". En este segundo bloque, Mato ha incluido la sanidad, que "no se toca", la educación y las prestaciones sociales de "los más desfavorecidos".

Temor a las protestas
En los últimos días voces del PP y de su entorno han dejado ver que dan por hecho que las políticas de Rajoy si llega a la presidencia provocarán un fuerte rechazo social. El eurodiputado Alejo Vidal-Quadras instó a tener en las urnas una "mayoría aplastante" para reclamar "sacrificios considerables" y minimizar en lo posible las protestas sociales. Por otra parte, un centro neocon de la órbita de Aznar, el GEES, reclamaba una mayoría “rotunda” del PP el 20-N para aplicar las reformas o “las minorías izquierdistas incendiarán la calle”.