Política
Los reyes en la ceremonia de entrega de becas de la Caixa
Los reyes Felipe VI y Letizia

Podemos y ERC intentan dejar al Rey sin paga pública

Ambos partidos ven “incompresible” que Felipe VI cobre más que Rajoy pero PP y PSOE rechazan sus enmiendas para dejar sin fondos a la Casa Real

AGENCIAS
0 |
3K
Mié, 16 Mayo 2018

Unidos Podemos y Esquerra Republicana (ERC) han buscado este miércoles que el Congreso tumbase la partida que el Gobierno ha reservado a la Casa del Rey en el proyecto de Presupuestos Generales para este 2018 porque consideraban "incomprensible" que se haya priorizado incrementar el gasto de la Monarquía antes que otras necesidades sociales o que el Jefe del Estado cobre más que el presidente del Gobierno.

Ambos grupos parlamentarios han defendido sin éxito en la Comisión de Presupuestos sendas enmiendas de totalidad a la sección dedicada a la Casa del Rey, para la que los Presupuestos prevén un aumento del 0,9%, hasta los 7,89 millones, frente a los 7,82 millones de 2017. Al final, sus enmiendas han sido rechazadas por los votos en contra de PP y PSOE.

Podemos y sus confluencias justificaban este veto apuntando que no puede entender que se aumente la dotación presupuestaria de la Casa del Rey cuando en 2018 se ha consolidado un techo de gasto 62.000 millones inferior al de 2010 y cuando "prácticamente todas" las partidas presupuestarias tienen una congelación o disminución de sus cuantías.

Necesidades sociales

"No podemos entender ni compartir que se priorice incrementar este gasto del Estado antes que atender las acuciantes necesidades sociales que atraviesa nuestro país", añade el grupo que preside Pablo Iglesias.

Aunque el grupo confederal valora que la Monarquía haya tomado iniciativas en materia de transparencia al publicar sus presupuestos y su estado de ejecución, considera que la institución sigue teniendo "faltas en la rendición de cuentas con la ciudadanía", ya que "no cumple" con los mismos procedimientos que otros organismos del Estado sí realizan.

Por ello, plantea que el Tribunal de Cuentas también se encargue de fiscalizar las cuentas de la Casa del Rey para que se sometan "al mismo escrutinio" que el resto de cuentas públicas de organismos pertenecientes a la cuenta general del Estado, además de aparecer en los datos de ejecución presupuestaria de la Intervención General de la Administración del Estado.

De su lado, Esquerra Republicana solicita la devolución de esta partida porque juzga "incomprensible" que el Rey cobre "21.608 euros al día" (casi 8 millones de euros al año), lo que significa, según sus cálculos, que "en 5 días cobra más que el presidente del Gobierno en todo el año".

“Cobra como Rey, no como jefe de Estado”

Según arguyen los independentistas catalanes, esta cifra indica que Felipe VI "no cobra como Jefe de Estado, sino que cobra como Rey, es decir, que es beneficiario de unos privilegios históricos incompatibles con la democracia".

Además, "y por si esto fuera poco", ERC ve "indignante" que la partida presupuestaria se aumente este año en 68.260 euros, "más de seis veces el Salario Mínimo anual" y si se tiene en cuenta que el año pasado ya se incrementó en "43.850 euros".

Por ello, en una enmienda parcial los republicanos catalanes proponen, un año más, derribar esa sección presupuestaria y asignar al Jefe del Estado un sueldo igual al del jefe del Ejecutivo, que percibe 80.953 euros brutos al año.

PSOE: enmiendas frívolas e irresponsables

Por su parte, el portavoz socialista de Presupuestos, Javier Lasarte, ha dicho lamentar que desde Esquerra se busque poner en cuestión la calidad democrática de los órganos constitucionales mediante unas enmiendas que ha tachado de “frívolas, irresponsables y llenas de apriorismos”. “Deberían tener más respeto por las instituciones españolas”, ha remachado.

En similares términos se ha pronunciado la ponente del PP, María Jesús Bonilla, quien recuerda que la asignación prevista para la Casa del Rey es la “necesaria” para ejercer la función y es una cuantía “prudente, pues sólo supone un leve aumento cuando, desde 2010, se han alternado los recortes y las congelaciones. “Les pido un poco de rigor --ha dicho--. Hay que argumentar con seriedad y con verdades”.