Política
Ramón Espinar junto a Iñigo Errejón y Esperanza Aguirre. EFE.
Ramón Espinar junto a Iñigo Errejón y Esperanza Aguirre
|
Fuente
:
EFE

La pipa de la paz de Podemos: las primarias para Madrid serán al estilo Errejón

El Consejo Ciudadano Autonómico acuerda elegir candidato y lista en una misma fase

35
Lun, 16 Abr 2018

Las irregularidades del presunto Máster de Cristina Cifuentes  han acelerado el calendario de Podemos en la Comunidad de Madrid. Los morados han puesto en marcha la maquinaria interna para investir a Íñigo Errejón como candidato con la mayor celeridad posible, pero el formato propuesto por Ramón Espinar para las primarias reabrió viejas heridas. El secretario general de Podemos en la Comunidad convocó al Consejo Ciudadano Autonómico el pasado miércoles para anunciar las primarias sin consultar con Errejón y, para colmo, planteó dos fases: el candidato se elegiría en una primera velocidad y los integrantes de la lista, tiempo después. La propuesta disgustó al secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político y el cruce de declaraciones elevó la temperatura. Para zanjar la polémica, el CCA, reunido este domingo, votó celebrar las primarias al estilo errejonista.

El reglamento de primarias para la elección de candidatos electorales establece la elección de candidato y lista en un mismo tiempo y no en dos velocidades, como planteaba Espinar.  El secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político reaccionó con recelo porque “nunca lo hemos hecho así. Nunca ha sido por separado”, dijo, y ha añadió que “yo he recibido un encargo y una responsabilidad que para mí es un honor: construir un proyecto entero. No contemplo otra cosa”. De esta manera, Errejón parecía supeditar su candidatura al control sobre las listas y el equipo.

El propio Errejón especificó que no se había acordado aún el formato de las primarias. Y es que, a pesar de que Espinar lo comunicó, el CCA no había adoptado ninguna decisión con respecto a la fórmula, tan solo se acordó adelantar el calendario.

Fuentes internas de la formación han asegurado a El Plural que este formato responde a un arrebato de Espinar para exhibir músculo. Además, señalan que “el aprobar las primarias para mayo se hizo con nocturnidad y alevosía” porque “no se había hablado con nosotros en ningún momento”. De hecho, dicen que desde el equipo de Errejón se llamó a Espinar para que “la fecha quedara en el aire” aunque “ya dentro de primeros de mayo”.

Las distensiones fueron tales que tuvo que mediar el propio Pablo Iglesias, aunque su tono fue de todo menos conciliados: “Ni media tontería con las primarias”. Por su parte, la portavoz en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, disgustada con el adelanto tan prematuro del calendario, respondió a Iglesias: “Con un padrino así, virgencita, que me quede como estoy”. Para comprender de manera íntegra sus palabras, cabe destacar que la portavoz baraja presentarse contra Errejón a las primarias.

El cisma ya era notable y, por si fuera poco, una discusión entre Espinar y Jorge Moruno agravó la brecha.

Las tensiones y distensiones se calmaron después de que el CCA acordara celebrar las primarias al estilo Errejón. No obstante, fuentes consultadas por El Plural insisten en que “no es suficiente” y piden que se respete la autonomía e independencia de las campañas y que el partido deposite “toda su confianza en Íñigo”.

 

Adrián Lardiez es redactor de El Plural